Estás aquí
Pemex acepta que Toluca pague por traslado de combustible a sus 78 gasolinerías Edomex Pemex 

Pemex acepta que Toluca pague por traslado de combustible a sus 78 gasolinerías

Coparmex critica pero no contribuye a aliviar el desabasto como el alcalde de Toluca, que pone un ejemplo a nivel nacional

“Desastrosa”, la estrategia contra el robo de combustible: Coparmex

Petróleos Mexicanos (Pemex) aceptó a la oferta del ayuntamiento de Toluca de costear el traslado de gasolina a los 78 centros de expedición de la demarcación.

La administración municipal confirmó que alrededor de las 14:00 horas de este jueves, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, se comunicó con el alcalde, Juan Rodolfo Sánchez, para aceptar su propuesta e indicar que la ayuda es bienvenida.

Acto seguido, Sánchez Gómez recibió la llamada del director de Logística de la paraestatal, quien le informó que las pipas a contratar por la administración municipal serán fletes autorizados por Pemex que cumplen con los requerimientos técnicos para garantizar la seguridad de las maniobras.

Además, indicó que las unidades ya cuentan con la autorización para abastecerse en los centros de distribución de Tula, Hidalgo, y Acapulco, Guerrero.

El recurso para cubrir los gastos de transporte se encuentra listo, de tal manera que en cuestión de horas podría quedar resuelta la falta de gasolina en la capital mexiquense y los centros expendedores serían surtidos diariamente.

La propuesta de cubrir el costo de traslado de las 78 pipas con 20 mil litros de hidrocarburo cada una, fue planteada formalmente la tarde del miércoles.

Conforme a lo manifestado por el alcalde, implicará al municipio un costo promedio de 970 mil pesos diarios que la administración está en condiciones de erogar sin mayores afectaciones a los servicios que se prestan a los ciudadanos, informa Veneranda Mendoza en su nota respectiva de la revista Proceso.

Mientras, en diversas televisoras, el líder de los patrones de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, calificaba de “desastrosa la estrategia contra el robo de combustible en el país” pero, como de costumbre, no ofrecía apoyo a las autoridades en su cruzada contra los criminales, ni presentaba alternativas para resolver la problemática de la que se queja, como si fuera tarea exclusiva del Gobierno y no de la sociedad en su conjunto, resolver esa grave crisis de robo masivo e institucional de combustibles, cobijado por las más altas autoridades de gobiernos anteriores.

“Dejando constancia de ese apoyo a la intencionalidad y a la decisión política de enfrentar esta problemática, debemos señalar que la planeación ha adolecido de graves errores y ha resultado extremadamente dañina”, expresa quien así se lava las manos y elude la responsabilidad social que los organismos empresariales deberían asumir en este tipo de escándalos, no solo por un mínimo de conciencia y compromiso con el país que los ha enriquecido, sino por las complicaciones que sucesos como este puedan tener en el devenir de sus actividades económicas.

“Nunca más una medida, así sea implementada de buena fe, debe ejecutarse sin planeación, sin estrategia y poniendo en riesgo e infringiendo daño a los ciudadanos de bien”, exponía como erigiéndose en vocero de los medios huachicoleros que intentan frenar la cruzada del Gobierno de López Obrador en favor del Estado de Derecho.

Con información de diversas televisoras y la revista Proceso

También te puede interesar: