Estás aquí
Indagan presunto vínculo de policía de Duarte con hallazgo de 166 cráneos en fosa de Veracruz Noticias principales Seguridad 

Indagan presunto vínculo de policía de Duarte con hallazgo de 166 cráneos en fosa de Veracruz

Línea de investigación apunta a que víctimas podrían estar relacionadas con desapariciones forzadas; Colectivo denuncia actuación de “mala fe” de fiscalía por ocultar hallazgo

 

 

La Fiscalía General de Justicia de Veracruz confirmó la exhumación de 166 cráneos y miles de restos óseos en 31 de 32 fosas recientemente halladas en la zona centro del estado, así como la investigación sobre la posible participación de elementos o ex elementos de la policía estatal en la inhumación ilegal, bajo el mando de Arturo Bermúdez. Los hechos habrían ocurrido en la gestión del exgobernador Javier Duarte, según publica Animal Político, ya que los restos tendrían por lo menos dos años de antigüedad, con lo que se presume que las inhumaciones habrían ocurrido todavía en la administración del exgobernador priista.

Las autoridades consultadas indicaron que para confirmar o descartar esta hipótesis serán determinantes los resultados de las pruebas genéticas que se llevan a cabo con el apoyo de Policía Federal, y que tienen como objetivo obtener perfiles de ADN de los restos para compararlos con los de víctimas de desaparición forzada.

Se trata de una de las líneas de investigación que tienen los fiscales especializados en búsqueda de personas desaparecidas de la entidad, y en la que tampoco se descarta el involucramiento de un grupo del crimen organizado.

La cifra de 166 personas inhumadas en esta área es preliminar pues corresponde a los cráneos encontrados en la zona, sin embargo, se calculan cientos de restos hallados que también serán estudiados para conocer a cuantas personas corresponden realmente.

En un mensaje, el Fiscal Jorge Winckler Ortiz detalló que durante todo el mes de agosto policías ministeriales, forenses y personal de la FGE trabajó en un “punto” de la zona centro del estado para realizar trabajos de exhumación en 32 fosas dadas a conocer hasta el momento, mantenido en secreto a los colectivos y a la prensa “para no poner en riesgo su integridad física”.

El anuncio hecho ayer generó indignación en el Colectivo Solecito; un grupo de mujeres que lleva desde 2016 buscando a sus seres queridos en el predio Colinas de Santa Fe, la mayor fosa clandestina de la que se tenga registro en México hasta el momento.

Lucy Díaz, representante del colectivo y madre de un joven de 29 años desaparecido en 2013 en el Puerto de Veracruz, criticó que la fiscalía a cargo de Jorge Winckler no dejara que el colectivo formara parte de la búsqueda en la nueva fosa, tal y como consideran que es su derecho como familiares.

“La Fiscalía actúa de mala fe con el colectivo, porque tenía que habernos dejado ingresar en la fosa. Nosotras somos la parte interesada en estas búsquedas. Lo dice el sentido común, y también la Ley de Desaparición Forzada, que establece que las familias podemos participar en las búsquedas de nuestros desaparecidos”, señaló Díaz en entrevista con Animal Político, quien calificó el anuncio de la fiscalía como “un golpe bajo a las familias para ganar reflectores”.

La activista también aseguró que duda del trabajo de la Fiscalía en el nuevo predio, donde Winckler anunció que solo 30 días después de hallar el lugar, ya habían exhumado los 166 cráneos y extraído 200 prendas de vestir.

“Si esos cuerpos llevaban dos años enterrados, como dicen, y los exhumaron de una forma tan atropellada, no pueden estar haciendo un buen trabajo. Por poner un ejemplo: en Colinas de Santa Fe, cuando una fosa tenía seis cuerpos, solo seis cuerpos, se tardaba una semana en exhumarlos porque había que hacerlo con mucho cuidado para no dañarlos. Por eso nos preocupa profundamente el trabajo que están haciendo. Tenemos muchos elementos para desconfiar de su trabajo”, dijo Díaz.

El hallazgo de fosas clandestinas masivas ha sido una constante desde 2011, a finales de la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), cuando la guerra contra el crimen organizado estaba en su punto álgido. Ese año se localizaron 230 cuerpos en Durango, en el centro norte del país, y 193 en Tamaulipas, en el noreste y frontera con Texas.

En Veracruz, el mayor hallazgo de este tipo tuvo lugar en 2017 cuando se localizaron los restos de más de 250 personas en Colinas de Santa Fe, Veracruz.

Con información de Animal Político, Proceso y El Financiero.

También te puede interesar: