Estás aquí
Funcionarios al interior de la Casa Blanca se unen para proteger al país de Trump: NYT Donald Trump Estados Unidos Internacional 

Funcionarios al interior de la Casa Blanca se unen para proteger al país de Trump: NYT

El presidente gringo estalla en ira y ordena buscar al “traidor en su gabinete”

Luego de que se publicara en el reconocido diario The New York Times una carta anónima, presuntamente de un alto funcionario del gobierno estadounidense, identificándose como parte de una resistencia dentro de la Casa Blanca para proteger al país de Donald Trump, provocando con ello comparaciones con Watergate y hasta pronósticos de una crisis constitucional, el presidente estalló en ira y exigió la entrega del traidor a su régimen, mientras integrantes de su gabinete y otros funcionarios se vieron obligados a negar su participación en dicho grupo.

El vicepresidente Mike Pence; el secretario de Defensa, Jim Mattis; el secretario de Estado, Mike Pompeo; el director de Inteligencia Nacional, Dan Coats; la secretaria de Seguridad Interna, Kirstjen Nielsen; el procurador general, Jeff Sessions; el secretario de Vivienda, Ben Carson; el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; el secretario de Energía, Rick Perry; el representante de comercio, Robert Lighthizer, y la embajadora ante la ONU, Nikki Haley, entre otros altos funcionarios, negaron la autoría del artículo, que obviamente ha sacudido al gobierno a sus máximos niveles.

El hecho de que fuera necesario negar ser el autor subraya el nivel de desconfianza y paranoia presidencial que ha marcado este gobierno, así como el hecho de qué tan larga es la lista de posibles autores.

El artículo de opinión publicado por el New York Times el miércoles, que cayó como regalo a la oposición demócrata, detalla las acciones de muchos dentro del régimen republicano que, mientras apoyan las políticas de este gobierno, ven como acto patriótico frenar los peores impulsos de un presidente amoral para proteger al país.

Trump tuiteó: el Estado profundo y la izquierda, y su vehículo, los medios de noticias falsas, están enloqueciendo y no saben qué hacer, regresando a su acusación de siempre acerca de un complot interno contra su régimen.

La vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, criticó la obsesión loca de los medios por descubrir la identidad del cobarde que escribió el artículo (ayer lo apremió a renunciar) y que los periodistas, al buscar al responsable estaban manchando las reputaciones de miles de estadunidenses que trabajan para el gobierno de Trump.

El otro hecho que está sacudiendo a Washington, y sobre todo a la Casa Blanca, es que esta es una pugna entre y por republicanos; proviene de adentro y por promotores de la agenda política impulsada por el presidente, según el autor de la carta. “El problema no son las políticas, es el personaje”, argumentó.

Este jueves, la prominente senadora demócrata liberal (y posible precandidata presidencial) Elizabeth Warren, respondiendo al artículo, comentó a la cadena CNN que si altos funcionarios del gobierno creen que el presidente de Estados Unidos no es capaz de hacer su trabajo, entonces deberían invocar la Enmienda 25, explicando que la Constitución establece un procedimiento para destituirlo, si el vicepresidente y el gabinete consideran que no puede cumplir con sus responsabilidades.

Por su parte, John Brennan, el ex jefe de la CIA y feroz crítico de Trump (cuya autorización al acceso a información en materia de seguridad fue anulada por el presidente), comentó a NBC News que el artículo es una insubordinación activa que nace de la lealtad al país. Más aún, al igual que otros, subrayó que es muestra de un régimen en el cual los funcionarios no están obedeciendo las órdenes de su jefe, algo que resulta insostenible.

Ante todo esto, algunos señalaron que las expresiones de paranoia y amenazas del presidente se acercan cada vez más a las del presidente Richard Nixon en sus últimos días, quien al culminar el escándalo Watergate veía enemigos en todos lugares y se quejaba –igual que Trump– de que no podía confiar en nadie más allá de su familia.

Tal vez no es coincidencia que todo esto estalló la misma semana en que se difundieron extractos del nuevo libro de Bob Woodward, Fear, que detalla los esfuerzos de los más altos funcionarios de Trump para frenar sus impulsos más peligrosos, logrando en efecto un golpe de Estado administrativo. Escribió que esto es una crisis nerviosa del Poder Ejecutivo del país más poderoso del mundo. Woodward fue parte del famoso dúo de periodistas que detonó el escándalo que culminó con el fin de un presidente: Watergate.

Con información de La Jornada.

También te puede interesar: