Estás aquí
25% de inversión mexicana va a paraísos fiscales: FMI Corrupción Economía y finanzas Noticias principales 

25% de inversión mexicana va a paraísos fiscales: FMI

La elusión no sólo es de empresas, sino también de particulares

 

La transferencia suma $1.7 billones en el caso de personas físicas

 

Una cuarta parte de los recursos que empresas mexicanas transfieren al exterior bajo la figura de inversión extranjera directa (IED) en realidad va a parar a paraísos fiscales para elusión y evasión fiscal, así lo da a conocer un reportaje especial del periódico La Jornada que recaba información del propio Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según la información consultada, los mexicanos han transferido a paraísos fiscales parte de su patrimonio en un monto que, sumado, equivale a 8 por ciento del producto interno bruto (PIB) nacional, alrededor de un billón 700 mil millones de pesos. La cantidad, en términos comparativos, equivale a dos veces y medio el gasto en salud y supera al monto de recursos que los sectores público y privado destinan a la educación, que es de 5.4 por ciento del PIB.

Multinacionales y millonarios utilizan los paraísos fiscales para no pagar impuestos, tal como revelaron las filtraciones de los Swissleaks o Panama Papers, dice el FMI. Nuevos estudios, añade el organismo, permiten ir corriendo el velo sobre una práctica que brinda a una élite mundial la posibilidad de pagar impuestos a tasas efectivas más bajas.

Las grandes empresas con operaciones fuera de sus países de origen han remitido a paraísos fiscales 12 billones de dólares (alrededor de tres cuartas partes del PIB de Estados Unidos, o siete veces el valor de la economía mexicana). Esta cantidad equivale a que 40 por ciento de todas las posiciones de IED del mundo son totalmente artificiales: se trata de inversión financiera canalizada mediante sociedades ficticias sin actividad real.

México, país cuyas empresas tienen una participación cada vez mayor en otras naciones, es citado en este reporte del FMI. Alrededor de 25 por ciento o una cuarta parte de la inversión extranjera directa de origen mexicano (lo que invierten las compañías nacionales en otros países) se canaliza mediante sociedades ficticias radicadas en paraísos fiscales, cuyo uso no implica necesariamente elusión fiscal, aseguró el organismo, si bien supone más oportunidades tanto de elusión como de evasión.

 

Con información de La Jornada.

También te puede interesar: