Estás aquí
Alejandro Gutiérrez, culpable de peculado por desvío de más de 1.7 mdp del erario de Chihuahua Corrupción Noticias principales PRI 

Alejandro Gutiérrez, culpable de peculado por desvío de más de 1.7 mdp del erario de Chihuahua

Fue exonerado a nivel federal por la ‘Operación Zafiro’ (desvío de 250 millones de pesos a campañas del PRI)

Un Tribunal de Enjuiciamiento en Chihuahua sentenció a tres años de prisión a Alejandro Gutiérrez, exsecretario general del Partido Revolucionario Institucional (PRI), tras hallarlo culpable del delito de peculado por el desvío de recursos más de 1.7 millones de pesos del erario de Chihuahua para campañas electorales.

Sin embargo, a esa pena se le restarán los ocho meses que el acusado estuvo detenido en el Centro de Reinserción Social de Aquiles Serdán, y el resto de la condena lo pasará en libertad condicional, publica Proceso digital.

La sentencia por el delito de peculado, por simular la “prestación de servicios” a través de las empresas Jet Combustibles S.A. de C.V. y Promotora de Señalamiento Integral S.A. de C.V. por hechos ocurridos del 20 al 23 de diciembre de 2015, será de una pena de 3 años de prisión y al pago de 35 mil 50 pesos en concepto de multa; se concede el beneficio de la condena condicional y se absuelve por reparación del daño, señaló la jueza.

Proceso detalla que los supuestos desvíos de recursos, calculados en 1 millón 740 mil pesos, se registraron entre el 20 y el 23 de diciembre de 2015, cuando el exsecretario general del PRI le solicitó al gobierno de César Duarte un préstamo de 2 millones de pesos que fueron transferidos a empresas de “conocidos suyos”.

A la salida de Duarte, Javier Corral asumió la gubernatura y emprendió la llamada “Operación Justicia para Chihuahua”, donde denunció daños al erario y presentó diversas pruebas, especialmente facturas y la inexistencia de los servicios.

El pasado martes 7, Corral celebró el fallo emitido por las juezas un día antes, y lo calificó como una “gran victoria para hacer justicia a los y las chihuahuenses que fuimos víctimas del saqueo de recursos”.

En un video difundido en redes sociales, el panista puntualizó: “La sentencia es relevante porque el caso está vinculado a un asunto de mayor cuantía: el desvío de 250 millones de pesos de recursos públicos a campañas electorales del PRI como parte de la ‘Operación Zafiro’ de la que Gutiérrez fue exonerado a nivel federal”.

Añadió: “Este es uno más de los políticos, empresarios y diversos actores que bajo el impulso, cobijo y beneplácito del exgobernador dejaron en bancarrota al pueblo de Chihuahua”.

El juicio oral contra el priista inició el pasado jueves 2. Ese día se le acusó de simular –junto con otros excolaboradores duartistas– la contratación de servicios, facturar y efectuar pagos con dinero público a través de las dos empresas de su propiedad, continúa la nota de Proceso.

De acuerdo con el Ministerio Público, el 20 de diciembre de 2015, Gutiérrez solicitó a un exfuncionario de Chihuahua apoyo económico por 2 millones de pesos para actividades proselitistas, requerimiento que fue autorizado por el exgobernador César Duarte.

Posteriormente, tras una reunión con servidores públicos, se acordó la estrategia para desviar el dinero con contratos de prestación de servicios, y el monto se dividió en dos pagos.

Alejandro Gutiérrez Gutiérrez proporcionó los conceptos y facilitó las facturas de las empresas de su propiedad: Jet Combustibles S.A de C.V y Promotora de Señalamiento Integral S.A de C.V.

El 22 diciembre de 2015 presentó dos facturas. La primera por 904 mil pesos, por concepto de servicio de mantenimiento general de edificios, en un contrato simplificado entre la empresa Promotora de Señalamiento Integral S.A de C.V y la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La segunda, por 835 mil 520 pesos, incluyó el traslado aéreo de personal. El contrato se firmó entre la empresa Jet Combustibles S.A de C.V y la SHCP. Ambos pagos se hicieron a la cuenta personal de Alejandro Gutiérrez el 23 de diciembre del mismo año.

Los servicios no fueron prestados, dado que sólo se simuló la contratación para justificar la salida del dinero, lo que constituyó el delito de peculado agravado.

Y para las juezas no hubo duda de la participación de Gutiérrez en el desvío de fondos, además de su complicidad a través de las empresas señaladas.

El priista fue detenido el 20 de diciembre de 2017, y en septiembre del año pasado un juez le revocó la prisión preventiva. Ahora enfrenta el juicio en libertad, pero falta la individualización de la sentencia, así como el monto de la reparación del daño, concluye la nota.

Con información de Proceso.

También te puede interesar: