Estás aquí
Efecto boomerang: la campaña sucia contra AMLO. Dinero. Enrique Galván Ochoa Andrés Manuel López Obrador Destacadas Elección presidencial Política 

Efecto boomerang: la campaña sucia contra AMLO. Dinero. Enrique Galván Ochoa

El mayor contribuyente sería el gobierno del primo de Peña Nieto, Alfredo del Mazo. Habrían salido 2 mil 500 millones de pesos

Andrés Manuel quería conocer quiénes se ocultaban atrás de la producción Populismo en América Latina que hace un año se anunciaba en los autobuses como próxima a estrenarse. Andaba en campaña cuando dijo: Sería bueno que hagamos un acuerdo con la productora del documental de marras. Los convoco a que digan quién lo pagó. Es un asunto legal porque tienen que informar al INE. Si lo hacen, yo se los transmito (el documental). Yo acepto el debate, pero, ¿por qué el anonimato? Por su lado, el representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte Olivares, justo el 28 de abril del año pasado presentó una queja por la propaganda que anunciaba en autobuses la serie contra el candidato. Como se anunciaba, consta de siete capítulos: 1) Introducción al populismo. 2) Lula. 3) Chávez. 4) Perón. 5) Putin. 6) Trump. 7) López Obrador. Tenía como intención transmitir a los electores que AMLO era un populista cuyo gobierno sería dañino. Curiosamente, el documental nunca llegó a exhibirse en las pantallas de los cines ni en Televisa ni Tv Azteca. Pero seguía la interrogante sin contestar: ¿quién lo financió? Ayer el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, en la mañanera, develó las claves. Una parte de la historia ya se conocía, a través del trabajo periodístico de Jenaro Villamil, que en su momento fue desestimado. Es un bombazo, tendrá repercusiones impredecibles en la política, incluso en los negocios, a menos que Andrés Manuel diga que los perdona. (Oh no, ya no más perdones.)

Presuntos culpables

¿Quiénes son? Santiago Nieto lo dice así en Twitter: “Hoy expuse el caso del Populismo en América Latina, una campaña negra producida en el proceso electoral 2018. Involucra a empresas privadas, al gobierno federal anterior y a un gobierno estatal. Se presentarán las denuncias correspondientes. Agradezco la confianza del Presidente”. ¿Sus nombres? Detengámonos en empresas privadas. Resulta ser que tuvo participación el Consejo Mexicano de Negocios, que entonces presidía el joven harvardiano Alejandro Ramírez, director de la cadena Cinépolis. Presuntamente hizo una aportación importante de dinero a la campaña negra. Merece especial mención Alejandro Quintero, ex presidente de Mercadotecnia de Televisa, también ex funcionario de Los Pinos. Recibió cuantiosos recursos. Asimismo, aparece en la investigación la constructora muy favorecida por Peña Nieto y Eruviel Ávila, OHL México (ya cambió de nombre); habría aportado 186 millones de pesos. (Las ganancias de las autopistas dan para eso y más.) El mayor contribuyente sería el gobierno del Estado de México, a cargo del primo de Peña Nieto, Alfredo del Mazo. Habrían salido 2 mil 500 millones de pesos de la coordinación del Programa de Apoyo a la Comunidad. Ya brincaron a defender a los implicados algunos afamados chayoteros. Dicen que la nueva ley electoral, la cual incorpora la pena de cárcel, no puede aplicarse retroactivamente. Esa no, cierto. Pero peculado, lavado de dinero, y otros, sí. Es sólo el comienzo de la historia. Faltan muchos capítulos al Populismo en América Latina, que se convirtió en boomerang.

La Jornada.- https://www.jornada.com.mx/2019/03/15/opinion/006o1eco#

También te puede interesar: