Estás aquí
El verdadero “Monstruo de Ecatepec” es “El Señor Ávila”: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial Cámara de Diputados Destacadas Editorial Feminicidios 

El verdadero “Monstruo de Ecatepec” es “El Señor Ávila”: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial

El fiscal Gómez, del Edomex, se declara “inocente” ante diputados

 

 

Como era de esperarse, la comparecencia del Fiscal General de Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, transcurrió entre reclamos perfectamente justificados de diputados de casi todos los partido políticos vigentes en la nueva mayoría del Congreso local, debido a los escandalosos índices de criminalidad que agobian, en términos absolutos, a la entidad gobernada por el priista Alfredo del Mazo, por mucho que, en términos relativos, esa tragedia se diluya en el drama nacional.

Unos más aguerridos que otros, como es el caso de la impecable, inteligente y hasta elegante Karina Labastida Sotelo, de Morena, o de los combativos diputados Omar Ortega, del PRD, y Gerardo Ulloa Pérez, de Morena, todos se mostraron inquisitivos a la hora de diagnosticar la tragedia que vive el Estado de México en materia de seguridad y corrupción, tragedia coronada con el abominable suceso reciente de la captura de “Juan Carlos, el Destripador de Ecatepec“, luego de años de asesinar y descuartizar mujeres en el municipio de los amores del exgobernador y ahora senador de la República, Eruviel Ávila Villegas, acusado recientemente nada menos que por la Auditoría Superior de la Federación de haber tolerado, o posiblemente perpetrado, la desaparición de más de mil millones de pesos del sector Salud, uno de los más descuidados en su sexenio.

“Entendamos, señoras y señores legisladores, que no vamos a superar el tema de la inseguridad y del incremento en algunos rubros de la incidencia delictiva, con detenciones, con autos de vinculación a proceso. Es verdaderamente urgente llevar a cabo un trabajo social. Atender las necesidades de las comunidades para prevenir la comisión de delitos”, decía el fiscal, para decepción de algunos de sus no pocos fans, desalentando cualquier esperanza de que alguien por fin tuviera los arrestos, desde su “autonomía burocrática”, de vincular a proceso a algún pez gordo para ganarse la confianza de una sociedad reticente a participar, por la tremenda desconfianza que la propia burocracia judicial se ha ganado a pulso.

“Para avanzar en procuración de justicia -continuaba el carismático compareciente-, es necesario entender que este nuevo sistema de justicia penal que ya opera en todo el territorio nacional, exige una mayor participación ciudadana”, insistía un fiscal hábil para eludir responsabilidades: “la incidencia de delitos va en aumento, pero la prevención no me corresponde, únicamente la investigación de delitos”.

‘‘No vengo a tapar el sol con un dedo –exclamó al inicio de la comparecencia–. Tenemos un claro problema de incidencia delictiva en el estado y lo enfrentamos con muchas limitaciones’’, explicaba como lavándose las manos.

Su conclusión final, luego de ser invitado por el diputado Ulloa Pérez a sumarse a la intención del nuevo Gobierno de desterrar la corrupción de una vez por todas, no puede ser más elocuente:

“Nosotros -la Fiscalía General de Justicia-, necesitamos que la gente denuncie, sí, pero ése es el primer paso. Después viene el acompañamiento con la autoridad para hacer los señalamientos correspondientes ante un juez. Necesitamos su ayuda, señores diputados. Es urgente generar un esquema de corresponsabilidad entre sociedad y gobierno y en esta medida podremos alcanzar esa paz social que todos queremos. Muchas gracias”.

Nadie le preguntó por qué no ha armado un caso contra el verdadero descuartizador de Ecatepec, Eruviel Ávila, probable responsable directo de no sabemos cuántos decesos por falta de medicinas, médicos y enfermeras en un sector completamente abandonado y atracado durante su gestión.

¿Por qué no ha confesado ante la sociedad mexiquense que, en sus ansias por combatir la corrupción y ganarse la confianza de esa sociedad de la que espera apoyo, piensa solicitar a la Cámara de Senadores quitar el fuero al ex gobernador, “El Señor Ávila“, para ser investigado por ese desvío de más de mil millones de pesos que denunció la Auditoría Superior de la Federación?

¿Por qué?

También te puede interesar: