Estás aquí
Peña mintió a AMLO: dijo que aeropuerto en Texcoco era autofinanciable y que llevaba construido el 30%, no el 20 Andrés Manuel López Obrador NAICM Noticias principales 

Peña mintió a AMLO: dijo que aeropuerto en Texcoco era autofinanciable y que llevaba construido el 30%, no el 20

López Obrador dijo que no pagará los 88 mil mdp que requiere el NAIM; considerará Texcoco si Slim y otros invierten

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, señaló a través de un video publicado en sus redes sociales, que el fideicomiso constructor del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) pidió 88 mil millones del presupuesto público para continuar con las obras; pero acotó: “esto no es posible, no podríamos financiar esto”.

López Obrador reveló que el Aeropuerto de Texcoco no lleva un avance de 35 por ciento, como informó la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, sino de 20 por ciento. Y añadió: “decían que no iban a necesitar estos fondos. Cuando me dieron los dictámenes dijeron que una de las ventajas de construir en Texcoco es que era autofinanciable y ahora resulta que necesitan 88 mil millones de pesos”.

Detalló que supo de las intenciones de un grupo de empresarios de invertir en el nuevo aeropuerto; además de una propuesta para reducir costos de materiales y de construcción.

López Obrador indicó: “hay empresarios como Carlos Slim y otros que tienen obras e inversiones y que están planteando que se puede terminar el aeropuerto de Texcoco con un costo menor si se abaratan materiales… que podrían hacerse cargo de la inversión sin que se utilicen recursos del presupuesto; en ese caso, sí podríamos considerar la posibilidad de continuar y no cancelar la obra”.

López Obrador aseguró que seguirá siendo objetivo e imparcial y reiteró que la consulta para decidir el destino del NAIM se realizará a finales de octubre.

“Si tengo acceso a información quiero compartirla con los ciudadanos, para que así la gente decida con libertad… no es que me esté inclinando por una o por otra opción”, apuntó.

Y dio lectura a un párrafo de un estudio de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en el que se afirma que es viable que operen los dos aeropuertos, el Benito Juárez y el que se pretende construir en la base de Santa Lucía: “La base aérea de Santa Lucía se encuentra 36 km del aeropuerto de la CDMX, distancia que se reduciría si lo que pedimos es la separación de sus espacios aéreos. Es una zona despejada, con buena climatología, con características mecánicas del terreno que no parecen tener especiales notaciones críticas y dispone de espacio para crecer, en principio, de manera moderada”.

Explicó que “pase lo que pase, aunque se resuelva en un sentido o en otro, tenemos que atender el problema de saturación del actual aeropuerto, porque si es una solución o la otra y nos lleva tres, cuatro, seis años, va a ir creciendo el tráfico aéreo en el actual aeropuerto y ya no podríamos atender la demanda. Vamos a tener que habilitar el aeropuerto de Toluca y otros aeropuertos, tal vez el de Puebla, Morelos; y si se opta por Santa Lucía, vamos a poner manos a la obra e iniciamos la construcción de una o dos pistas. Así sería más rápido resolver el problema de la saturación del tráfico aéreo en la Ciudad de México”.

Asimismo, informó que como parte de la imparcialidad fue suspendida una campaña que circulaba en redes sociales, radio, televisión y medios impresos a favor del aeropuerto en Texcoco.

López Obrador indicó también que obtuvo información de que un alto mando de la Fuerza Aérea fue cesado por revelar datos al futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, sobre la Base Aérea de Santa Lucía: “si esto fue así, le ofrezco que lo vamos a devolver a su cargo, porque eso es una injusticia”, puntualizó.

Explicó que el próximo lunes recibirá un estudio realizado por expertos franceses especialistas en espacio aéreo, y que analiza la viabilidad de construir dos pistas en Santa Lucía.

 

Presenta plan “sembrando vida”

El Presidente electo presentó de manera oficial el programa “Sembrando vida”, que contempla la plantación de árboles frutales y maderables en 100 mil hectáreas de territorio mexicano.

Junto a la futura secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, reiteró que es la estrategia más ambiciosa para rescatar a “la zona más olvidada del país”, el sur-sureste mexicano, con el que se generarán 400 mil empleos directos, con una inversión de hasta 15 mil millones de pesos.

Con información de La Razón y El Financiero.

También te puede interesar: