Estás aquí
The Guardian califica de “frivolidad y exceso” la “lujosa” boda de colaborador de AMLO Andrés Manuel López Obrador Noticias principales 

The Guardian califica de “frivolidad y exceso” la “lujosa” boda de colaborador de AMLO

“No me casé yo, me invitaron… Cada quién es responsable de sus actos”, dijo el presidente electo

 

 

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ganó las elecciones con una agenda de austeridad y una promesa de recortar los salarios, beneficios y privilegios de una clase política que a menudo se considera indiferente ante los pobres del país. Sin embargo, ahora es acusado de hipocresía después de que la portada de la revista ¡Hola! presentó fotos de la opulenta boda de su colaborador César Yáñez, publica el diario británico The Guardian.

Las redes sociales se manifestaron con indignación el jueves cuando ¡Hola! -revista de sociales favorita de Angélica Rivera- publicó un retrato de portada de César Yáñez, un aliado de López Obrador desde hace mucho tiempo, y su ahora esposa Dulce Silva. El presidente electo acudió junto con su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, quienes aparecen también en la portada.

Las fotos de la boda revelaron un menú que incluye colas de langosta y filet mignon, una actuación de la famosa banda Los Ángeles Azules y la presencia de más de 500 invitados.

El enlace nupcial de César Yáñez fue abordado en 19 páginas de dicha publicación, donde suelen presentarse entrevistas y eventos del jet set mexicano, con abundantes detalles que dan cuenta de la ostentación.

De las prendas, en esta ocasión, exhibe a la novia con un vestido del diseñador Benito Santos, el modisto que también se ha ocupado de la actual primera dama, Angélica Rivera. En tanto, el smoking del novio, lo atribuye al diseñador Jorge Saade.

Naturalmente, se pone énfasis en la asistencia del presidente electo y su esposa; de empresarios como Alfonso Romo; de los gobernadores de Puebla, Antonio Gali; de Chiapas, Manuel Velasco; del entrante de Veracruz, Cuitláhuac García, o bien de la élite lópezobradorista anunciada para el arranque de gobierno, como el magnate de medios, salud y banca, Olegario Vázquez Raña. Además, Manuel Barttlet, próximo director de la Comisión Federal de Electricidad, y se destaca la asistencia de senadores como Ricardo Monreal y el poblano Ricardo Armenta, entre otros.

Gran parte de las críticas se centraron en López Obrador, continúa la nota respectiva, cuya campaña de 2006 prometió poner a “los pobres primero” y que a menudo ataca a sus oponentes como snobs o “fifís”.

Viridiana Ríos, una analista política, tuiteó: “Están empezando a hacer lo que criticaron durante años. Es una demostración de que quieren convertirse en la clase política anterior”.

Los partidarios de López Obrador y Morena defendieron la boda como un asunto privado, que se organizó sin dinero público. Pero los críticos no estaban convencidos.

“No entienden que la población está harta de este exceso de frivolidad y exhibicionismo, aunque no se usaron fondos públicos”, escribió el periodista Jenaro Villamil.

El presidente saliente, Enrique Peña Nieto, y su familia, a menudo aparecían en bocanadas y sesiones de fotos. Una de esas características provocó un escándalo nacional cuando la esposa de Peña Nieto, Angélica Rivera, abrió las puertas de su mansión de $7 millones a ¡Hola! Los reporteros de investigación hicieron un seguimiento y encontraron que la propiedad fue comprada a un contratista del gobierno.

“No se puede tener un gobierno rico y gente pobre”, ha dicho en reiteradas ocasiones el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, concluye The Guardian.

Sin embargo, El Financiero señala que critican la boda de Dulce María Silva Hernández sin conocer su pasado. La empresaria originaria de Puebla fue acusada y encarcelada por el delito de operación con recursos ilícitos en 2016, pero un año 2 meses más tarde un juez falló a su favor y quedó en libertad. Activistas estatales consideraron que Silva fue una presa política del exgobernador de la entidad Rafael Moreno Valle.

Silva Hernández estuvo recluida en el penal de San Miguel, en Puebla, tras ser acusada de recibir en cesión un terreno propiedad del apoderado de Invergroup, Edmundo Tiro Moranchel, quien fue procesado por defraudar a cientos de ahorradores poblanos. La esposa de César Yáñez aseguró entonces que su encarcelamiento se debía al interés de Moreno Valle por quedarse con el inmueble de 6 mil metros cuadrados.

Asimismo, denunció que, a través de distintos emisarios, intentaron obligarla a ceder los derechos del terreno a un fideicomiso y que incluso le habían ofrecido entre 10 y 30 millones de pesos y su libertad inmediata, si accedía a la petición del gobierno en turno.

Además, acusó que su aprehensión tenía tintes políticos por su relación con Yáñez, allegado al ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien ha tenido diferencias con Moreno Valle, hoy senador de la República por el PAN.

De acuerdo con el abogado de Silva, las autoridades nunca pudieron probar que el terreno en disputa se haya adquirido con recursos ilícitos.

Dulce María pertenece a una familia empresarial de Puebla. Es reconocida en Huamantla por sus actividades comerciales como por sus acciones de apoyo para las mujeres con cáncer de mama.

Fue boda, no una acción de gobierno: López Obrador

Por su parte, el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se defendió de las acusaciones en su contra y negó que la boda de su futuro coordinador general de política de gobierno, César Yáñez, vaya en contra de la austeridad que Morena ha pregonado desde la precampaña presidencial a la fecha.

Entrevistado en Cuernavaca, Morelos, dijo que el evento fue un asunto privado que nada tiene que ver con las acciones del gobierno.

“No me casé yo; yo fui invitado, asistí. Cada quien es responsable de sus actos, pero eso no fue una acción de gobierno; se trata de un evento social privado, y yo asistí a eso”, expresó.

López Obrador aseguró que quienes han criticado la boda son sus adversarios, quienes sólo buscan que meta la pata, y aseguró que seguirá actuando bajo los principios de austeridad republicana.

“Desde luego que están cuestionando nuestros adversarios porque andan buscando cualquier posible error para hacernos la crítica. Tienen derecho a hacerlo, pero nosotros no vamos a cambiar, vamos a seguir actuando con integridad, principios, honradez y austeridad republicana”, dijo.

Con información de The Guardian, El Universal, El Financiero y La Razón.

También te puede interesar: