Estás aquí
AMLO no habló con los padres de los 43 del perdón. Les ofreció castigo, “sea quien sea” Derechos Humanos Noticias principales 

AMLO no habló con los padres de los 43 del perdón. Les ofreció castigo, “sea quien sea”

A 4 años de la desaparición, ordenan liberar a 8 implicados

 

En el cuarto aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se reunió con los familiares a quienes les prometió llegar a fondo hasta encontrar la verdad y castigar a todos los involucrados “sea quien sea”, mientras que la palabra perdón ni siquiera fue mencionada, a diferencia de lo que sostuvo con las víctimas de feminicidio, desaparición y asesinato por la violencia en México el pasado 14 de septiembre en el Centro Cultural Tlatelolco.

“Se va a investigar a todos y si salen los responsables se va a investigar, sea quien sea. Eso hemos pedido siempre: caiga quien caiga”, dijo Ciriaco Vázquez, papá del normalista desaparecido Abelardo Vázquez después de la reunión privada con López Obrador.

Al finalizar, los familiares de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos desaparecidos en Iguala, Guerrero, entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, salieron contentos y aseguraron que, aunque se cumplen cuatro años, este aniversario es distinto pues hay esperanza en el próximo Gobierno.

“Fue enfático y vemos que tiene mucha disponibilidad para seguir el caso, pues por parte del Gobierno actual nunca tuvimos respuesta, pero que por parte de él estamos viendo que sí habrá justicia”, dijo Blanca Luz Nava Vélez, mamá de Jorge Álvarez Nava.

Luego del encuentro y en conferencia de prensa, López Obrador aseguró que cumplirá con su promesa de campaña a los familiares de los normalistas de dar con la verdad sobre lo sucedido en septiembre de 2014, porque sólo así las instituciones en México “se fortalecerán”.

“También dije que no debemos de temer si se conoce la verdad, las instituciones se fortalecen con la verdad, se debilitan con la mentira. No es cierto de que si se investigaba y se llegaba a conocer la verdad se iban a debilitar las instituciones del Estado mexicano. Eso es falso”, dijo.

Al concluir una reportera le preguntó a López Obrador si todos los involucrados serían castigados, incluido el Ejército. Y él contestó: “todos”.

“Hizo tres compromisos con nosotros y dijo que no habrá obstáculo, que las instituciones no se debilitan con la verdad, simplemente se refuerzan, eso quiere decir que va con todo. Si no hay verdad no hay justicia, y si no hay justicia no hay castigo”, dijo María Elena Guerrero Vázquez, mamá de Jovani Galindrez Guerrero.

“Late una luz de esperanza en nuestro corazón, porque a cuatro años se ha abierto este Gobierno; que aunque no toma posesión ya está cumpliendo. Para nosotros es emocionante porque cuatro años atrás nos ha maltratado este Gobierno. Hoy se abre una nueva etapa y esperamos llegar a la verdad, sea la que sea, pero que sea una verdad científica”, dijo.

López Obrador también anunció que será la Organización de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos las instancias que coordinen los trabajos de la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia, que se encargará de reiniciar la búsqueda de los normalistas, y en la cual también tendrá participación la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Por su parte, Alejandro Encinas Rodríguez, próximo Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, aseguró que a partir del 1 de diciembre se decretará e instalará de inmediato dicha comisión y cuyo objetivo “no es investigar al Ejército”.

Encinas precisó que se seguirán nuevas líneas de investigación y que se partirá de los informes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDN) y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Sobre si se abrirán los cuarteles (una de las principales demandas del GIEI), en específico el del 27 Batallón de Iguala, Guerrero, Alejandro Encinas dijo que la investigación se abrirá “plenamente”, pero que “primero lo primero”.

“La investigación va abrirse plenamente y se deslindarán responsabilidades. Si hay elementos de las fuerzas armadas, porque es diferente hablar de las fuerzas armadas y de elementos de las fuerzas armadas, hay que hacer esa diferencia. Si hay elementos involucrados tendrán que sujetarse a la sanción que corresponda. No es el objetivo investigar al Ejército, hay que ver cómo actuaron elementos de las fuerzas armadas, no nos quieran amarrar navajas con el Ejército”, dijo.

Por otro lado, Luis Tapia Olivares, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), explicó en entrevista con SinEmbargo que hay dos razones por las que la actual administración no quiere que se cree la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia y para aferrare a la “verdad histórica”.

La primera, dijo, tiene que ver con el no querer reconocer su responsabilidad sobre los hechos evitando que la investigación se reencause hacia otras líneas de investigación.

“La otra razón es que conocer la verdad implicaría que habría responsabilidades en contra de quienes fabricaron la ‘verdad histórica’. Hay acusaciones graves de tortura contra detenidos, esa es otra parte que el Gobierno actual no quiere soltar, porque lo ponen entre las familias y la verdad sobre los hechos”, argumentó.

El primero en hablar de la “verdad histórica” en noviembre de 2014, dos meses después de la desaparición de los normalistas, fue Jesús Murillo Karam, entonces Procurador de la República.

 

 

Y EN PLENO ANIVERSARIO, LIBERAN A 8 IMPLICADOS “POR FALTA DE PRUEBAS”

En acato a la sentencia de un Tribunal Colegiado de Tamaulipas, un juez de Procesos Penales Federales dictó auto de libertad a ocho integrantes de la organización criminal Guerreros Unidos, implicados confesos en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, al notificar que no había datos de prueba suficientes para inculpar, entre otros, a Patricio Reyes Landa, “El Pato”, así como a Gildardo López Astudillo, “El Gil”. Este último es señalado como el encargado de ordenar el secuestro de los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos.

“Nunca los van a encontrar, los hicimos polvo y los tiramos al agua”, escribió El Gil en un mensaje de texto que envió por teléfono celular a su jefe Sidronio Casarrubias Salgado, presunto líder regional de Guerreros Unidos, de acuerdo con las investigaciones de la PGR.

Los ocho beneficiados no necesariamente abandonarán la prisión, pues se les siguen otros procesos. El fallo de libertad es sólo por el delito de delincuencia organizada, relata la nota de Excélsior.

Con información de SinEmbargo y Excélsior.

También te puede interesar: