Estás aquí
Mientras Nicolás Maduro se da un festín de carne, en Venezuela padecen hambre Economía y finanzas Internacional 

Mientras Nicolás Maduro se da un festín de carne, en Venezuela padecen hambre

El presidente Venezolano implementó un programa piloto que permite sólo al gobierno comprar reses a los productores

 

Luego de que Nicolás Maduro fuera descubierto comiendo en el restaurante del internacionalmente famoso Chef Nusret Gökçe conocido como Salt Bae, en Estambul y presumirlo cínicamente después en la televisión venezolana, el presidente sudamericano decretó que en su país sólo su gobierno tiene permitido comprar reses a los productores.

El presidente venezolano pagará la ridícula cantidad de 65 bolívares por cada res, es decir, cerca de un dólar, pero cada kilo lo venderá en 78 bolívares; 1.2 dólares aproximadamente, asegurando que se va a regularizar el respeto a los precios.

Preocupado por esta decisión, el presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Táchira, Leonardo Figueroa, declaró que el gobierno les pagará las reses a un precio muy bajo, lo que llevaría a la quiebra del sector.
Esta decisión supuestamente tiene que ver con su plan financiero contra la crisis en Venezuela que ha padecido escasez generalizada desde hace años de muchos productos.

La agencia EFE asegura que constató en varias carnicerías de Caracas que no hay venta de carne desde hace al menos una semana, mismo escenario que en los mercados municipales de varias ciudades y en los mercados populares de decenas de comunidades.

Por otro lado, exiliados venezolanos realizaron ayer una protesta frente al restaurante Nusr-Et Steakhouse de Miami, uno de los locales del chef turco Nusret Gökçe y pidieron un boicot contra sus establecimientos por “respaldar” y atender personalmente en su local de Estambul al “dictador” Nicolás Maduro.

Con información de Excélsior.

También te puede interesar: