Estás aquí
Reacciona el árbitro tardíamente, ¿sólo para lavarse la cara?: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial Editorial Elección presidencial Noticias principales Seguridad 

Reacciona el árbitro tardíamente, ¿sólo para lavarse la cara?: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial

Amonestación pública a Mexicanos PRImero y multa ridícula a Javier Lozano

 

A toro pasado, una vez ahogado el niño, las autoridades electorales de México deciden ordenar que se suspendan las llamadas telefónicas de guerra sucia, disfrazadas de “sondeos” contra Andrés Manuel López Obrador. Probablemente fueron millones de llamadas para desprestigiar al candidato puntero en las encuestas, y las autoridades, lerdas (como las califica Carlos Fernández-Vega en su columna de La Jornada) o de plano mal intencionadas, lo dejaron pasar, lo permitieron, se hicieron de la vista gorda y no hicieron su trabajo, es decir, vigilar la equidad y la certidumbre de una elección donde el fraude electoral ya se ha instalado a lo largo del proceso.

Las autoridades del TEPJF y del INE dejaron pasar también, por ejemplo, el famoso promocional de Mexicanos PRImero y, a escasas horas del día crucial de los comicios, deciden imponer una “amonestación pública” a Mexicanos Primero, Televisa y Cinépolis, por spot con tinte electoral, “que pudo influir en las preferencias electorales”, resolvió la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Una amonestación pública. No tienen vergüenza. A todas luces tratan de vacunarse ante futuros cuestionamientos por el deshonroso papel que han jugado en este proceso, el más grande de nuestra historia.

Tampoco han dicho nada, o muy poco sobre los 48 asesinatos de candidatos. No han puesto un ultimátum a las autoridades para que de una vez por todas garanticen la seguridad de los participantes en comicios definitivamente manchados por el terror, condición mínima indispensable para cualquier proceso democrático civilizado. Los niveles de violencia en México hacen palidecer a las dictaduras bananeras de la peor ralea en cualquier parte del mundo.

El espot que la organización fundada por el empresario Claudio X. González difundió en televisión abierta y cines -del 27 de abril hasta el 4 de mayo- titulado “¿Y si los niños fueran candidatos?”, con el que pedía el voto en favor del presidenciable “que apoye la transformación educativa”, contrario a lo que Mexicanos Primero calificó de un “ejercicio de libertad de expresión”, contiene propaganda electoral porque tuvo la intención de influir en las preferencias electorales de la ciudadanía, determinó el lerdo tribunal. Además, el mensaje también violó el interés superior de la niñez, al hacer uso de la imagen de cinco menores de edad para este fin.

Pese a la violación a la normatividad electoral, la Sala Regional determinó que, tanto Mexicanos Primero, como las concesionarias Televisa y Cinépolis de México -a las que la organización pagó para publicitar el mensaje, únicamente recibirían una “amonestación pública”.

Por otra parte, Javier Lozano, vocero de campaña del candidato del PRI, José Antonio Meade, fue multado por la Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por publicar en su cuenta personal de Twitter un spot en contra de Andrés Manuel López Obrador, en el que cuestiona la capacidad del tabasqueño para “manejar al país” debido a su edad.

Lozano Alarcón tituló su promocional como “No lo dejes manejar”, donde mostraba a una mujer joven persuadiendo a un hombre mayor de que no está en condiciones para manejar un automóvil, a pesar de la insistencia del hombre.

“Si alguien ya no está en condiciones, quiérelo, respétalo, pero ya no lo dejes manejar el país”, era el mensaje final del video con el que Javier Lozano hacía alusión a que López Obrador es el candidato presidencial de mayor edad.

Sin embargo, el TEPJF consideró que esta propaganda fomenta la discriminación contra los ciudadanos de la tercera edad, ya que el mensaje es “contrario a los límites a la libertad de expresión” y “normaliza la idea de que los adultos mayores, por el solo hecho de su edad, no son capaces de hacer frente a las actividades laborales”.

Los magistrados electorales consideraron que la multa, de 8 mil 60 pesos, no era suficiente, y por ello ordenaron que al vocero de Meade se le entregue un ejemplar de “Los derechos humanos de las personas mayores”, publicado por la CNDH.

¿Puede haber un mayor grado de alcahuetería de las autoridades electorales con violadores de la ley?

¿Quién puede creer con estos antecedentes que las autoridades electorales no solaparán las nuevas y creativas formas que tenga preparado el PRI para torcer la voluntad ciudadana el día de los comicios y que justificaría su discurso triunfal cuidadosamente construido con base en el desprecio de las encuestas?

También te puede interesar: