Estás aquí
¡De veras que son unos pinches genios!: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial Editorial Elección presidencial Nacional 

¡De veras que son unos pinches genios!: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial

El electorado mexicano, en absoluto estado de indefensión

 

Ya salió el peine. Los indicios de que la nomenklatura prianperredista ha decidido abandonar a José Antonio Meade para respaldar a Ricardo Anaya, son cada vez más evidentes. Y no podría ser de otro modo. El “Yo Mero” es tan impopular que deberá pronto darse por bien servido si no es rebasado por Amargadita Zavala o por el delincuente electoral “Bronco” en la tercera posición. Pero no es su culpa, sino de quienes lo indujeron a arrojarse a los brazos de un priismo en absoluta decadencia para que “lo hicieran suyo”.

¿Puede haber algo más torpe y hasta ridículo que la estrategia diseñada por Nuño de que un día Meade diga que él no es el típico político del ala conservadora del PRI, sino un técnico apartidista, eficiente y honesto y, al día siguiente, se reúna con Antorcha Campesina para que su líder exhorte a primos, hermanos, abuelitos y hasta a “los sanchos” de sus familias para que voten por él?

 

Curioso que hablen de “sanchos” los concubinos del prianismo. Los protagonistas del amasiato prianperredista que ha gobernado este país, fingiendo una alternancia apócrifa, gatopardista típica, durante los últimos 30 años.

Un indicio irrefutable de la entrada de lleno al verdadero “Plan B” (se llegó a pensar que ese plan alternativo lo encarnaba AurelioÑoño“) es la doble decisión de los 4 magistrados pro priistas del máximo tribunal electoral del país, primero, habilitando la candidatura del delincuente electoral que se hace llamar “El Bronco” (para golpear a López Obrador -tarea a la que se abocó, impúdicamente, desde el primer día-) e inmediatamente después, condenando nada menos que a la mismísima PGR como protagonista de una “elección de Estado”, al haber grabado y difundido el video donde el restituido como “Jefe Diego” les dice “hijos de puta” a los funcionarios que lo atendían con esmero canino.

Ya veremos de qué está hecho el nuevo titular de la FEPADE -aunque no nos hacemos muchas ilusiones al respecto- porque constituye ahora sí que la última instancia para frenar la terrible aberración jurídica y moral que perpetraron los 4 desvergonzados magistrados del TEPJF de imponernos un delincuente electoral -condenado como tal por el propio INE– como candidato presidencial en esta República francamente bananera.

Con razón el rockero banda Ricardito se ha visto últimamente tan contento y modosito. Ahora entendemos por qué define al Bronco como “un hombre valiente y bragado” en su alegre y dicharachera comparecencia en el ITAM. Por qué el coro mediático oficialista -excepto el indescifrable columnista Ricardo Alemán– no habla ya de su carácter de candidato “lavador de dinero”. Por qué el majadero Javier Lozano permanecía calladito frente a los embates demoledores de Dante Delgado en el ring improvisado por Carlos Loret de Mola. Por qué el hermano de Luis Videgaray empieza a burlarse de lleno de José Antonio Meade, llamándolo el “candidato bicolor” (en alusión ofensiva a su enfermedad de la piel) o detractando su propaganda televisiva.

Ya salió el peine. Candidato prianperredista habemus. Muy pronto observaremos un espectáculo inimaginable hasta hace unos días, antes del cumpleaños 70 de Carlos Salinas de Gortari: el éxodo de los apoyos oficiales de la campaña de Meade hacia las filas del Frente antilopezobradorista. Por eso le caen gordo a don Andrés. Por eso no puede compartir restaurante con ellos.

 

También te puede interesar: