Estás aquí
En el 25 aniversario de la CODHEM, visita el Edomex el presidente de la CNDH Corrupción Derechos Humanos Edomex 

En el 25 aniversario de la CODHEM, visita el Edomex el presidente de la CNDH

El carácter sumiso de Jorge Olvera ante el poder en turno, lo convierte en un pésimo “ombudsman” local

 

Por Jesús López Segura

En el 25 aniversario de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), el Gobernador Alfredo Del Mazo Maza, acompañado por Luis Raúl González Pérez, Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), aseveró que respetar y hacer cumplir los derechos humanos, permite combatir la marginación y la desigualdad, además de fortalecer la estabilidad de la entidad que gobierna.

El titular del Ejecutivo estatal informó que durante la actual administración, la Codhem ha emitido dos recomendaciones a dependencias del Gobierno local, las cuales están siendo atendidas para dar cumplimiento y resolución.

En una entidad marcada por el escándalo internacional de “El Tatos“, el reo mexiquense que torturaba a otros presos ante la más que evidente complicidad de las autoridades carcelarias y de otros niveles de la administración estatal, para luego enviar los videos respectivos a los familiares, a fin de extorsionarlos; en una entidad que es ejemplo nacional de contubernio de policías con secuestradores, como lo revela hoy mismo una nota de El Sol de Toluca, es incomprensible que el ombudsman mexiquense haya enviado solamente dos recomendaciones al gobierno estatal, en lo que va de la administración de don Alfredo, es decir, en 5 meses.

Alfredo Del Mazo destacó que para ser un estado moderno, justo y democrático, es indispensable el respeto a los derechos humanos, por lo que la administración estatal, en coordinación con la sociedad civil y los organismos autónomos de la entidad, trabajará en esta materia.

Señaló que la finalidad es cumplir con los tratados internacionales que tiene el país, así como con los derechos establecidos en la Constitución mexicana en este rubro.

Pero el comportamiento de Jorge Olvera, quien como rector de la UAEM se caracterizó por un servilismo poco digno frente al ex gobernador Eruviel Ávila y peor aún, haciéndose de la vista gorda ante el saqueo constante de los recursos universitarios para fines probablemente electorales -dejando en virtual quiebra económica a la prestigiosa universidad autónoma mexiquense-, no permite pensar que un personaje de ese talante, que parece haber usado a la máxima casa de estudios de la entidad como trampolín político, pueda desempeñar un papel digno de defensa de los intereses de la sociedad frente a los abusos de la burocracia gobernante. ¿No cree usted?

También te puede interesar: