Estás aquí
AMLO alerta por fraude electoral; presenta estructura “cazamapaches” Andrés Manuel López Obrador Elección presidencial Morena Nacional 

AMLO alerta por fraude electoral; presenta estructura “cazamapaches”

Marcelo Ebrard Casaubón, Ricardo Monreal Ávila, Julio Scherer Ibarra, Rabindranath Salazar y Bertha Luján

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A cinco meses de que se realicen los comicios para elegir presidente de México, Andrés Manuel López Obrador alertó sobre un eventual fraude electoral, y para evitarlo designó a cinco coordinadores territoriales que atenderán cada una de las circunscripciones electorales.

Los designados son: Marcelo Ebrard Casaubón, Ricardo Monreal Ávila, Julio Scherer Ibarra, Rabindranath Salazar y Bertha Luján, quienes han acompañado al ahora precandidato en sus dos postulaciones anteriores.

Para ellos, López Obrador fue elogioso: los describió como “importantes dirigentes” del país y declaró su confianza en la tarea que hoy les encomendó, es decir, cuidar los votos para evitar el fraude.

Ebrard se hará cargo de la primera circunscripción electoral, que comprende los estados de Nayarit, Sinaloa, Sonora, Durango, Chihuahua y la península de Baja California, y cuya sede está en Jalisco.

Monreal estará en la segunda, que tiene por sede Nuevo León y abarca Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas.

Scherer Ibarra será responsable de la tercera circunscripción, con sede en Veracruz, que abarca Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

En tanto, Rabindranath Salazar se hará cargo de la región comprendida por la Ciudad de México, Puebla, Tlaxcala, Morelos e Hidalgo, y Bertha Luján será responsable del Estado de México y Michoacán.

El regreso de Ebrard, Monreal y Rabindranath

El acto confirmó lo que desde ayer se sabía: Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, dos políticos de larga relación con López Obrador, a veces conflictiva, regresaron a su equipo en esta tercera ocasión en que el tabasqueño aspira a la Presidencia de la República.

Ebrard Casaubón, quien sucedió al tabasqueño en el gobierno capitalino, y Ricardo Monreal, exdelegado en Cuauhtémoc, son políticos polémicos.

El primero fue señalado por irregularidades en la construcción de la Línea 12 del Metro, así como en negocios inmobiliarios con posible tráfico de influencias. Salió del país en mayo de 2015, inconforme –como declaró hoy– porque no pudo ser ni diputado suplente.

–¿Fue perseguido político? –le preguntaron.

–Ustedes dirán. Soy el único político mexicano que ha tenido fuego amigo y enemigo al mismo tiempo, y aquí estamos –respondió.

Hoy, el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera puntualizó que no hay investigación ni pendientes de Ebrard con la justicia.

Monreal, por su parte, hizo explícita su inconformidad en octubre pasado, cuando un mecanismo poco transparente de encuestas que suele usar Morena para designar candidatos favoreció a su compañera, entonces delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, para buscar el gobierno de la Ciudad de México.

Muchos son los escándalos y polémicas de Monreal, y en el caso más reciente el reportero Raymundo Pérez Arellano, de Televisa, documentó la realización de un negocio inmobiliario de un hijo del político, mientras aquel era jefe delegacional.

Ambos, Ebrard y Monreal, volvieron con esta designación a la escena pública.

En el caso de Rabindranath Salazar, su incorporación ocurre luego de que en días pasados se oficializó que será Cuauhtémoc Blanco, no él, el candidato de la alianza al gobierno del estado de Morelos.

Para López Obrador, sus adversarios son “los candidatos de la mafia del poder”, “políticos corruptos” que no dudarán en intentar un fraude electoral, comprar votos con dinero sucio del que dispondrán a raudales en “complicidad con las autoridades electorales que se hacen de la vista gorda como –sostuvo– ya ha ocurrido.

Con ese preámbulo, el precandidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” explicó que los designados construirán la defensa del voto bajo la coordinación de Tatiana Clouthier como coordinadora general de la campaña.

Confiado en las encuestas que lo colocan en primer lugar de las preferencias, aseguró que el 1 de julio ganará la elección.

Después del acto, de aproximadamente 20 minutos, López Obrador insistió en lo que desde hace tres días ha dicho: la implementación de una “guerra sucia” por parte de sus opositores, con el uso de mucho dinero en la contratación de publicistas y estrategas nacionales y extranjeros. Inclusive mencionó que ya habían gastado 100 millones de pesos y gastarán otros 100 millones en la producción y difusión de contenidos para afectarlo.

Se trata de la supuesta relación con los gobiernos ruso y venezolano, y pronto, anticipó, empezarán con el de Corea del Norte.

No obstante, evitó dar nombres o mayores detalles, como sí lo hizo en los días precedentes, al señalar directamente al magnate Claudio X. González Laporte, quien según el precandidato se reunió con el presidente Enrique Peña Nieto, una versión que ayer fue desmentida por el vocero presidencial Eduardo Sánchez y a lo que López Obrador evadió dar respuesta.

 

Proceso.- http://www.proceso.com.mx/520987/amlo-alerta-por-fraude-electoral-presenta-estructura-cazamapaches

También te puede interesar: