Estás aquí
Debate entre líderes partidistas en Despierta con Loret: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial Editorial Elección presidencial Nacional 

Debate entre líderes partidistas en Despierta con Loret: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial

Aprovecha bien Zepeda desgaste entre Polevnsky y Ochoa Reza

 

 

La misma abismal diferencia que se nota entre los precandidatos presidenciales, puede observarse entre sus representantes partidistas. La ventaja notable que Ricardo Anaya saca en sus discursos y spots respecto de AMLO y José Antonio Meade, se mantiene cuando se confrontan los dirigentes del PAN, PRI y Morena: Damián Zepeda Vidales se llevó de calle a Yeidckol Polevnsky y a Enrique Ochoa Reza en el debate de esta mañana en Despierta, con Carlos Loret de Mola.

Ochoa se enfrascó en una refriega verbal con Polevnsky, de la que salió muy mal librado. Podría decirse que hasta hizo el ridículo. Insistía una y otra vez en argumentar que “Ló-pez” (dicho así, a secas, “por consejo de un tan costoso como fracasado asesor de Miami” -aclara Polevnsky una y otra vez-) “piensa liberar a los delincuentes. Ponerlos en la calle”.

La morenista aprovechó para referirse a “Mid” como Me-a-de, para emular el desprecio del dueño de 50 franquicias de taxis (200 decía Yeidckol) y de una indemnización millonaria de la CFE (acusaba Zepeda) que se atreve a hablar de corrupción. Ochoa parecía no haberse enterado de que horas antes, en Zacatecas, Me-a-de había cometido un error al mencionar que la gente pide que los criminales salgan a las calles y los ciudadanos ingresen a las cárceles. El énfasis de Ochoa a en la amnistía mal entendida de “Lo-pez“, agravaba ese lapsus de su candidato, lo potenciaba.

Yeidckol lo miraba directamente a la cara y le decía mentiroso, con todas sus letras. Le explicaba que lo dicho por AMLO era que con tal de pacificar al país contemplaría discutir todas las posibilidades, la de una amnistía incluida. Pero Ochoa no escuchaba. Seguía una y otra vez asegurando que “Ló-pez” pondría en la calle a los criminales más sanguinarios. Eres un manipulador. No entiendes razones, le espetaba Yeidckol sin que Ochoa pareciera estar en sus cabales. No se salió de un guion absurdo que lo hizo aparecer como un tipo necio y, efectivamente, mentiroso.

El ganón fue Zepeda. Con un discurso muy suelto y bien estructurado aprovechó para marcar una diferencia, mientras sus adversarios se enfrascaban en una discusión de bastante bajo nivel. Todo parecería indicar que Ochoa trae la consigna de apoyar discretamente a Anaya. A pesar de las críticas entre sí, da la impresión de que se ha concertado nuevamente una alternancia fingida en un prianperredismo perfectamente vigente. Ya veremos.

 

 

 

También te puede interesar: