Estás aquí
Renuncia Eruviel Ávila a la dirigencia del PRI capitalino: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial Editorial Elección presidencial Nacional 

Renuncia Eruviel Ávila a la dirigencia del PRI capitalino: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial

Palomazo en Nezayork: ¿Ahí fue donde Anaya se metió al talón?

 

Con este breve comentario me despido por un par de semanas -o quizá más- para tomarme un no sé qué tan merecido descanso. Me molestó ver a Ricardo Anaya hacer propaganda política, junto con Juan Zepeda, al tiempo que castraban mi canción favorita del TRI: El A.D.O. Me extraña que un músico de, por y para el pueblo como Alex Lora, permita que cometan el sacrilegio de cepillar el famoso “quiero que me lleve muy lejos… a la chingada de aquí” y en su lugar pongan el insufrible slogan “a la Presidencia de aquí”. Es abominable.

La única congruencia que podría encontrar en ese palomazo de dos políticos empiernados, al margen de cualquier convicción ideológica, con el único mezquino fin de alcanzar el poder, uno presidencial y el otro como senador, es lo que la propia canción de Lora expresa: le dio todo su dinero, le dio todo su amor… pero ahí fue donde su amado personaje… se metió al talón.

No me extraña, por otra parte, que Eruviel Ávila Villegas sea vergonzosamente despedido de la dirigencia del PRI capitalino el mismo día en que El Universal publica una encuesta con el desastroso perfil de entrada de su candidato, Mikel Arriola, para la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Morena y asociados arrancan con un 30.3% de preferencia electoral. PAN-PRD-MC con un 20%; en tercer lugar los independientes, con 9.2%; y en un lejano cuarto lugar, el PRI y sus rémoras, con un pobre 8.2%.

Tampoco me extraña que corran a Eruviel cuando su creatura, “JuanitoZepeda, hace el ridículo dándoselas de rockero con el panista que podría arrebatarle la presidencia a José Antonio Meade.

Quienes consideraban, equivocadamente, que Eruviel empujaría a su partido en la Ciudad de México por un presunto arrastre electoral del ex gobernador, han tenido que sufrir, junto con él, una tremenda decepción derivada de los increíbles desatinos que rodean al ecatepequense, como aquél con el que se estrenó, buscando a Ricardo Monreal para abanderar al tricolor. ¡Hágame usted el favor!

Cada vez son más consistentes los rumores en el sentido de que Eruviel y sus gentes ya tienen hasta el copete a toda la banda del peñismo. Casi resultaba una ofensa para el culto electorado capitalino su presencia, como sigue siendo una afrenta para los mexiquenses y muy especialmente para don Alfredo del Mazo González, padre del proyecto original, que Carlos Aguilar permanezca un día más en la dirección de Radio y TV Mexiquense por el único “mérito” de su íntima amistad con Eruviel. ¿No cree usted?

También te puede interesar: