Estás aquí
En comunicación social de Del Mazo, ¿puros cartuchos quemados de la Ciudad de México?: Por Jesús López Segura. La Versión no Oficial Editorial Edomex Política 

En comunicación social de Del Mazo, ¿puros cartuchos quemados de la Ciudad de México?: Por Jesús López Segura. La Versión no Oficial

¿Del desprecio y la ecatepequización de la prensa local a la pepena nacional?

 

El nombramiento del ex director del Canal Judicial, Enrique Rodríguez Martínez, en el área de prensa del PRI mexiquense, con los antecedentes que tiene este hombre de haber sido prácticamente despedido del Canal Judicial por escándalos relacionados con corrupción, acoso laboral y sexual y hasta consumo de drogas en las instalaciones del canal televisivo encargado nada menos que de la imagen del Poder Judicial de la Federación -independientemente de que nunca fue consignado por tales acusaciones y, por lo tanto, merecería el beneficio de la duda, porque sabemos bien cómo se las gastan en las grillas de los canales televisivos del Estado-, nos hace pensar que del feroz acoso a la prensa local, profesional y crítica que se dio durante el eruvielato, se está pasando en la naciente administración a un extraño esquema de mantener las lacras del pasado sexenio pero mezclarlas -como para contrarrestar su provincianismo ramplón-, con comunicadores provenientes de la capital del país.

Eruviel no dio pie con bola en materia de Comunicación Social desde que permitió que su amiguito, Carlos Aguilar, un individuo déspota e ignorante, le pusiera un exceso de rubor durante el primer debate televisivo donde Ávila pujaba por la gubernatura y quedó marcado de por vida con el apodo de “El Chapitas” que le impuso Brozo.

Aguilar se comportó durante todo el sexenio como un patancito que finge ser “bien educado y de finos modales”. Los primeros meses de su reinado se excedía en caprichitos como transportarse en el helicóptero oficial unas cuantas cuadras, excesos que no les vimos siquiera a primeras damas que compiten con Carmen Romano de López Portillo por el campeonato nacional de frivolidad, a expensas de los contribuyentes.

¿Y dónde quedó este pasquinero de Ecatepec una vez que Eruviel abandonó el poder y se pasea con su nueva esposa por Europa?

El Gobernador Alfredo del Mazo lo deja -para desagradable sorpresa de muchos que aseguran ni siquiera cuenta con el título universitario que exige el cargo- en la Dirección de Radio y Televisión Mexiquense, orgullo de la comunicación local en sus orígenes, cuando Alfredo Del Mazo González tuvo la audacia de jugársela con un proyecto de comunicación abierto y profesional, pero que ha sufrido múltiples altibajos, dependiendo de la inteligencia o limitación de los gobernadores en turno, y que en situaciones extremas fue convertida en el juguetito de la amante del Gobernador, como fue el caso de la finada Patricia Garza.

¿Por qué dejó Ricardo Joya la campaña de Del Mazo a escasos días de su nombramiento como jefe de prensa?

Ésa es una pregunta cuya respuesta podría arrojar alguna luz sobre los extraños acuerdos y compromisos en materia de comunicación entre los dos equipos de gobierno, el entrante y el saliente durante la campaña, y la herencia ominosa que se refleja en el nuevo gabinete.

Dice Ernesto Nemer, un hombre forjado al amparo de la inteligencia indiscutible, el amor por su estado y la prestancia de estadista de don Emilio Chuayffet, que ahora las decisiones sobre la relación del PRI con los medios se toman en conjunto entre diversas instancias. Lo mismo decía el ex dirigente Carlos Iriarte, sólo que en su caso exhibía ese argumento como una forma de encubrir que él no figuraba en las decisiones de prensa del PRI estatal, a pesar de ser el dirigente formal, pues el círculo íntimo de Eruviel, una extraña mezcla de su pandilla de Ecatepec, con Alejandra Sota y sus secuaces, tomaba todas las decisiones de Gobierno y del partido.

 

No creo que don Alfredo Del Mazo, si conserva aunque sea una pizca del carácter de su padre, permita que las huestes del eruvielismo le sigan marcando el paso por mucho tiempo en sus relaciones con la prensa crítica. No aunque tengan amenazado al peñismo con revelar secretos inconfesables en plena campaña presidencial si no les cumplen sus caprichos. Eso se llama extorsión y no debe permitirse ni en política, ni en la vida cotidiana del país. ¿No cree usted?

 

Notas de contexto:

Escándalo en la Suprema Corte: acoso sexual y drogas en el Canal Judicial
Proceso.- http://www.proceso.com.mx/398192/escandalo-en-la-suprema-corte-por-crisis-en-el-canal-judicial

La Contraloría halla “coca” en el Canal Judicial; investiga acoso sexual de directivos
Sinembargo.- http://www.sinembargo.mx/12-03-2015/1279279

Se dice que…
Alfa Diario.- http://www.alfadiario.com.mx/articulo/2017-10-03/76552/se-dice-que

También te puede interesar: