Estás aquí
Reglamento de Autoridades Auxiliares de Cuautitlán Izcalli viola la Constitución Edomex Política 

Reglamento de Autoridades Auxiliares de Cuautitlán Izcalli viola la Constitución

Diputado Marco Antonio Ramírez pide al ayuntamiento revisar ese ordenamiento

 

C. Víctor Manuel Estrada Garibay
Presidente Constitucional del Municipio de
Cuautitlán Izcalli
Presente

 

El Ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli, en su sesión pública efectuada el pasado 16 de julio del presente, aprobó por unanimidad el nuevo Reglamento de Autoridades Auxiliares del Municipio.

Habiendo efectuado una revisión de su contenido y realizado un análisis comparativo con la Ley Orgánica Municipal del Estado de México y Reglamentos de otros municipios, se considera que existen algunas disposiciones del documento en comento, que pueden obstaculizar el ejercicio de derechos fundamentales de los izcalenses, lo cual puede impactar también en la convivencia entre los ciudadanos, y entre éstos y sus autoridades.

Las disposiciones que cuestionamos se ubican en el Capítulo Tercero del Reglamento, De las Prohibiciones y Remoción; la primera de ellas está contenida en el artículo 1.16 en su fracción XI, en la que se establece que a las Delegadas y Delegados y Subdelegadas o Subdelegados le está prohibido, realizar o participar con la investidura de miembro de la Delegación en cualquier actividad o propaganda proselitista.

 

Consideramos que esta indicación o advertencia, implícitamente limita o acota el ejercicio de derechos constitucionales como el 9°, el cual garantiza el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito, además de que el nombramiento de delegado o subdelegado es honorífico.

Asimismo, en el artículo 1.17 se determina que las Delegadas o Delegados y Subdelegadas o Subdelegados podrán ser removidos por cualquiera de las siguientes causas, entre ellas, la que aparece en la fracción V que señala el ataque a las instituciones públicas o a la forma de Gobierno Municipal constitucionalmente establecido.

La disposición que antecede, además de atentar contra el artículo 9° de la Constitución, también infringe el artículo 6°, el cual expresa que la manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros, provoque algún delito, o perturbe el orden público.

Como se puede comprobar, en el texto constitucional sí se especifican las causales que generarían sanciones, a diferencia del Reglamento, en el que de forma general se plantea el “ataque” a las instituciones públicas.

Consideramos que en vez de andar buscando cómo reprimir la participación social y política, el gobierno municipal debería tomar ejemplo de otros municipios e impulsar mecanismo y herramientas que faciliten la comunicación y la toma de decisiones entre la comunidad y las autoridades municipales, tales como:

El plebiscito, la iniciativa popular, la consulta ciudadana; la colaboración vecinal, la audiencia pública, el presupuesto participativo y los observatorios ciudadanos.

Por lo anterior, solicitamos la intervención de los integrantes del Ayuntamiento, a fin de que procedan a efectuar una revisión de los artículos cuestionados, y propongan disposiciones que alienten la participación social, el respeto y la tolerancia.
Atentamente:

Diputado Marco Antonio Ramírez Ramírez

También te puede interesar: