Estás aquí
Cede el PRI cabeza del “Fiscal Carnal” para superar “crisis legislativa” Nacional Política 

Cede el PRI cabeza del “Fiscal Carnal” para superar “crisis legislativa”

Se tomó protesta a Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI) como titular de la Cámara Baja

 

Se supera la “crisis legislativa” en San Lázaro con el acuerdo entre PRI y PAN para nombrar presidente de la Cámara de Diputados al operador político del peñismo Jorge Carlos Ramírez Marín, a cambio de que el PRI resucite la iniciativa congelada del Presidente Peña que echaría por tierra la designación del Procurador Cervantes como Fiscal General de la Nación en forma automática. Legisladores del PRI y televisoras niegan que se trate de un triunfo del recién estrenado “Frente Ciudadano por México” y amenazan con seguir hostigando a Ricardo Anaya

Con 388 votos a favor, 0 en contra y 40 abstenciones, se tomó protesta a Jorge Carlos Ramírez Marín (PRI) como titular del órgano legislativo de gobierno. El PAN pretendió adjudicarse el triunfo y terminó por emprender la retirada

Pues resulta que siempre si… con un aplastante 388 votos a favor, 40 abstenciones, algunas ausencias y ningún voto en contra, se eligió a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. El atorón legislativo, surgido por divisiones internas en el PAN y por la controversia en torno a la conversión automática del procurador Cervantes en el primer fiscal general de la República, terminó pocos minutos después de las 13:00 horas. El reloj legislativo (para San Lázaro seguía siendo martes 5 de septiembre) regresó a la normalidad.

Ante el beneplácito de los diputados del PRI y franca retirada del PAN del recinto, se le tomó protesta a Jorge Carlos Ramírez Marín como nuevo titular del máximo órgano legislativo de San Lázaro.

Marko Cortés, coordinador de Acción Nacional, pretendía manifestar desde su curul el posicionamiento de su partido antes de investir al nuevo presidente de la Mesa, pero los abucheos por parte de diputados tricolores inundaron el salón de plenos. Con un par de frases accidentadas, el líder panista trató de destacar el papel de su partido en el fin de la crisis legislativa, simplemente los abucheos y gritos fueron demasiado.

Palabras más palabras menos, a Cortés le gritaron “corrupto”, “traidor”, “secuestrador”, “Anaya canalla”; al no tener suficiente apoyo de su bancada y mucho menos apoyo del llamado bloque opositor, Cortés puso pies en polvorosa y detrás de él su bancada.

 
CON INFORMACIÓN DE:

Diversas televisoras

La Crónica.- http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1042348.html

También te puede interesar: