Estás aquí
Moreno Valle espió a Peña Nieto y a varios secretarios de Estado Corrupción Espionaje 

Moreno Valle espió a Peña Nieto y a varios secretarios de Estado

Centro de espionaje de Moreno Valle también ubicaba personas para eliminarlas: excolaborador

 

 

Como gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle manejó un sistema de espionaje por medio del cual se intervinieron conversaciones del presidente Enrique Peña Nieto y varios de sus secretarios de Estado, denunció Rodolfo Raúl González Vázquez, ex empleado del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y uno de los operadores del citado plan.

Aparte del titular del Ejecutivo, fueron espiados: Miguel Ángel Osorio (Gobernación), del 25 de febrero de 2014 al 29 de octubre de 2015; José Antonio Meade, del 12 de julio de 2014 al 25 de mayo de 2015, como secretario de Relaciones Exteriores; Luis Videgaray (Hacienda), del 26 de marzo de 2014 al 3 de junio de 2015, y Rosario Robles, del 19 de marzo de 2014 al 12 de marzo de 2016, como titular de la Secretaría de Desarrollo Social, además de Margarita Zavala, esposa del ex presidente Felipe Calderón.

Por estos hechos, González Vázquez interpuso el pasado 24 de agosto ante la Procuraduría General de la República (PGR) la denuncia FED/SEIDF/CGI-UE/0001938/2017.

En conferencia de prensa en el Senado, González estuvo acompañado por el senador Miguel Barbosa, del bloque PT-Morena; Anwar Salomón Briseño, quien declaró en la PGR como testigo, y Fernando Manzanilla, cuñado de Rafael Moreno Valle, ex secretario de Gobierno en Puebla y actual representante de Morena en esa entidad.

 

Centro de espionaje de Moreno Valle también ubicaba personas para eliminarlas: excolaborador

 

PUEBLA, Pue. (apro).- Un excolaborador del centro de espionaje que presuntamente montó Rafael Moreno Valle durante su mandato, reveló que la red clandestina operada por el diputado federal Eukid Castañón no sólo grababa conversaciones telefónicas, sino que también ubicaba objetivos ciudadanos o políticos para ejecutarlos.

El exagente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Rodolfo Raúl González Vázquez, quien presentó la denuncia ante la PGR contra Moreno Valle, Castañón y el operador del centro de espionaje Roberto Rodríguez Acosta, dijo tener indicios de que esta oficina no sólo se dedicaba al espionaje, sino también a la “detección de objetivos ciudadanos o políticos y su posterior eliminación”.

En la rueda de prensa que ofreció en el Senado, el excolaborador de este centro de espionaje indicó que, de hecho, decidió salirse de este equipo y presentar la denuncia cuando en julio pasado le piden que ubique a Anwar Omar Salomón para que lo “levanten”, sacarle la información que tiene y posteriormente “chingárselo”.

La participación de Salomón la concluyen a partir de su relación cercana con Fernando Manzanilla Prieto, exsecretario de Gobernación y cuñado de Moreno Valle, quien declara a la revista Proceso 2122 tener información sobre la operación de las células de espionaje.

Incluso, dijo que por revelaciones que le hace Rodríguez Acosta existe un grupo “externo” que opera para Castañón, célula que realiza “levantones” o ejecuciones en Puebla y que ya hay indicios de que eso ha ocurrido.

El senador Miguel Barbosa mencionó que en la información que se entregó a la PGR se incluyen elementos que pueden evidenciar que este grupo que operaba para el aspirante presidencial panista Moreno Valle ya llegó a cometer asesinatos.

González Vázquez aclaró que en su participación en los hechos tiene grabadas conversaciones con Rodríguez Acosta, en donde éste le dice que pretenden ubicar a Anwar Omar Salomón, a Gilberto Sebastián Bravo Romano y Gerardo Ballesteros, excolaboradores de esas oficinas y quienes presumen que pudieron filtrar expedientes y grabaciones a los medios de comunicación.

Pero acotó que “ya había habido otros homicidios de gente que estaba en las listas y que tiempo después aparece ejecutada”.

“Yo cuando estuve en el Cisen formé parte de grupos que ubicaban a personas criminales para ponerlos a merced de la justicia, pero en este caso ya es colocar a ciudadanos en manos de los propios criminales que vienen siendo ellos, pues ya hay indicios de toda esta situación”, expuso.

También dijo que a partir de que empezó a colaborar en esa oficina, en junio de este año, Rodríguez Acosta le señala que Castañón y Moreno Valle “están temerosos de qué información pueden tener los medios y qué información presumen que tenga tanto Anwar Salomón como Fernando Manzanilla”.

“Me señala que le tienen que mandar un mensaje siciliano a Fernando Manzanilla, y entonces me señala que hay que mandar un mensaje. La cuestión es ubicarlo (a Salomón) y levantarlo, primero sacarle qué información tiene y posteriormente, coloquialmente, ‘chingárselo’”, relató.

Igual agregó que a partir de esto se dedicó a grabar de manera clandestina a Rodríguez Acosta, sobre las indicaciones que le daba, lo cual presentó como pruebas en su denuncia en la PGR.

“…me señala de manera constante que Eukid Castañón es quien da las órdenes, quien necesita saber qué información está filtrada y que es urgente ubicar a Anwar”, sostuvo.

“También me señalan de otros dos extrabajadores de ellos, de esta oficina clandestina de nombre Gilberto Sebastián Bravo Romano y Gerardo Ballesteros, que fueron gente que colaboró directamente dentro de estas oficinas, de esta oficina, y por lo tanto los están buscando también para ejecutarlos”.

Al no tener forma de contactar a las otras dos personas, sólo pudo advertir a Salomón, quien ya pidió medidas cautelares a la PGR para evitar que él y su familia corran riesgos.

“El punto es que ellos ya empiezan a operar de una manera de eliminar objetivos ciudadanos con base en información que presumen que tienen”, acusó.

Luego indicó que el 10 de julio Rodríguez Acosta “me señala que es prioritario encontrar a Anwar, y el día 12, un domicilio fiscal que el propio Roberto me proporciona, tiene impactos de bala, seis o siete impactos de bala.

“Yo le pregunto a él (Rodríguez Acosta) qué pasa, y me dice que podrían ser los grupos externos que Eukid contrata, éstos son gente de la Ciudad de México que no tienen ningún problema de ir a operar a Puebla, realizar las ejecuciones o los levantones, según sea la indicación, todo esto va en grabaciones que yo hice del propio Roberto Rodríguez Acosta”, apuntó.

 

Hasta Moreno Valle fue espiado por Eukid

El excolaborador de esa red clandestina de espionaje señaló que incluso Moreno Valle fue espiado por el propio Eukid Castañón, y que Rodríguez Acosta grababa también conversaciones del diputado.

“Todos se graban entre todos, incluso entre ellos a manera de tener una especie de seguro de vida en caso de necesitarlo”, mencionó.

Además de espiar a sus enemigos políticos, a actores políticos de Puebla y a sus propios colaboradores, indicó que existía un tercer bloque de grabaciones donde Moreno Valle fue espiado por Eukid Castañón.

“Castañón le da indicaciones a Roberto Rodríguez Acosta para que lo haga, tenemos llamadas de eso, de lugares, de reuniones privadas donde se suponía que nadie más lo sabía más que Rafael y Eukid”, relató.

“Mandaban al grupo encabezado por Rodríguez Acosta con aparatos especializados, esterilizaban toda el área donde se iba a llevar a cabo la reunión, verificaban que no hubiera micrófonos, teléfonos, ningún otro dispositivo que pudiera transmitir, almacenar, grabar señales y, ya una vez estéril esa área, llegaba Rafael con los actores que tuvieran que estar y, sin embargo, Eukid le decía a Roberto que grabara, tenemos grabaciones de eso”, contó.

Pero, además, aclaró que hay un cuarto bloque que Rodríguez Acosta cuenta donde él grababa al propio Eukid, “o sea, es un cochinero”.

“…ni Rafael Moreno Valle ni Eukid Castañón tienen amigos, ellos tienen intereses, y su modus operandi es ‘yo puedo hacer una relación contigo y puedo tener arreglos contigo, pero si en algún momento no los cumples, tengo tanta información personal tuya, sé que tus hijos hacen esto, sé que tienes vicios…’, cualquier cuestión personal que pueda forzar a alguien a, como vulgarmente se dice, no salirse del huacal”, explicó.

Recursos públicos sin comprobación

Incluso detalló que esta oficina opera con recursos públicos que no están sujetos a ninguna comprobación, “se paga lo que se tenga que pagar si la información lo vale”.

“Para que sean detectables, indetectables estas personas, se les pagaba a través de una tercera persona, a través de una dependencia, es decir, a él no le pagaban, a Roberto Rodríguez Acosta no le pagaban directamente, sino que le pagaban a su esposa a través de la Secretaría de la Contraloría”, señaló.

También indicó que los pagos se hacen en efectivo por sobres emitidos por Lorena Jaimes, que es la persona que maneja el flujo financiero para Eukid Castañón.

“Eso es lo que conforma toda esta oficina, ya no es oficina clandestina de espionaje, ya es un grupo delictivo, ya es un grupo que tiene actividades criminales y que decido yo denunciar porque, digo, éstos son los que yo conozco ¿y los que no conozco?”, subrayó.
CON INFORMACIÓN DE:

La Jornada.- http://www.jornada.unam.mx/2017/08/29/politica/004n1pol
Proceso.- http://www.proceso.com.mx/500852/centro-espionaje-moreno-valle-ubicaba-personas-eliminarlas-excolaborador

También te puede interesar: