Estás aquí
Trump vincula a ídolos mexicanos con el narco ¡para presionar a Peña! La Versión no Oficial: Por Jesús López Segura Donald Trump Nacional Narcotráfico 

Trump vincula a ídolos mexicanos con el narco ¡para presionar a Peña! La Versión no Oficial: Por Jesús López Segura

En la víspera de la renegociación del TLC, Trump sigue humillándonos

 

Donad Trump no se ha cansado de humillar a los mexicanos. Desde su precampaña para la presidencia gringa nos llamaba rateros y violadores, con un desprecio racista que hubiera merecido una respuesta enérgica por parte de nuestros representantes, pero lejos de ello, Luis Videgaray y Enrique Peña lo trajeron a Los Pinos para darle respiración artificial a su decadente campaña, y trato de jefe de Estado, lo que le ayudó a levantarse y alcanzar el triunfo en uno de los pasajes más vergonzosos de nuestra historia común con la potencia vecina.

Estamos en la víspera de la renegociación del TLC y a unos días de que el Washington Post publicara la transcripción de la famosa llamada telefónica donde Peña, y el pueblo al que debería representar, fuimos humillados nuevamente por el magnate con sus amenazas de que si el TLC no se rectifica para favorecer a los Estados Unidos, entonces simplemente lo cancelará y aplicará aranceles suficientes para recuperar los 60 mil millones de dólares que, según él, su pueblo ha perdido por un mal acuerdo de comercio firmado por los demócratas.

Pero la más grave humillación en la llamada de marras fue cuando Peña -habitualmente muy prolijo en sus constantes apologías para exaltar el heroísmo de nuestras fuerzas armadas- se queda callado cuando Trump las ofende afirmando que son ineficientes y miedosas, al tiempo que ofrece exterminar a los “bad hombres” mexicanos con su poderoso y, ése sí, eficaz Ejército.

Peña se limitó a responder algo que confirma el ofensivo diagnóstico de Trump, en el sentido de que Estados Unidos provee las armas con las que los criminales intimidan a nuestro Ejército, reproduciendo la cantaleta torpe y compulsiva de Felipe Calderón, como si el control de lo que entra en este lado de la frontera dependiera de los gringos.

Con estos antecedentes, y dado el aumento exponencial de las fanfarronadas belicistas de Trump -ahora amenaza con un ataque nuclear a Corea del Norte-, cabe preguntarse si el Departamento del Tesoro soltó esta bomba informativa contra uno de los cantantes más populares del país y contra el capitán de la Selección Mexicana de Fútbol, el deporte más popular en nuestro país, simple y llanamente para minar lo que queda de la disminuida autoestima del presidente mexicano a fin de imponer condiciones en la negociación del NAFTA y abrir la puerta a la intervención de los marines en nuestro territorio.

Lo increíble del caso es el conductor de noticias Ciro Gómez, defienda que la Presidencia haya censurado la foto que el mandatario se tomó con el cantante apenas este lunes, con argumentos que denotan su calidad de lacayo del oficialismo noticioso.

Con los argumentos de este comunicador posicionado como el más influyente del país, tendríamos que justificar que Peña nunca nos haya aclarado si plagió o no su tesis profesional. Al menos cuando se pone a hablar de las bondades de su Reforma Educativa para impulsar a uno de sus delfines, Aurelio Ñoño.

También haría bien Peña, según los argumentos de Gómez Leyva, en encubrir a su secretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, luego del “mal rato” que pasaron los familiares de las víctimas del socavón.

Ciro también podría preguntar ¿por qué tenían que informar al Presidente sobre el saqueo que estaban perpetrando los gobernadores de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua, entre otros como el Estado de México, donde el Chapitas Eruviel Ávila no canta mal las rancheras?

Finalmente, me pregunto, ¿el paseo en el Cañón del Sumidero -político- fue para lavarle la cara al impresentable Virrey Velasco, que tiene convertida esa maravilla natural en un auténtico chiquero?

 

También te puede interesar: