Estás aquí
Eruviel felicita a Del Mazo por su constancia de mayoría, horas antes de que se la dieran… La versión no oficial, por Jesús López Segura Alfredo del Mazo Edomex Elecciones 

Eruviel felicita a Del Mazo por su constancia de mayoría, horas antes de que se la dieran… La versión no oficial, por Jesús López Segura

“El gobernador de Campeche es tan tenaz, que puede matar un burro a pellizcos”: Enrique Peña Nieto

 

Muy feliz por la constancia de mayoría otorgada a su primo Del Mazo, el Presidente Peña se fue a Campeche a arropar la mesa crucial de la Asamblea Nacional de su partido en aquella entidad, en la que se propone modificar los estatutos del PRI para romper los candados, es decir, quitar los obstáculos que impiden a su delfín indiscutible, José Antonio Meade, postularse como candidato tricolor a la Presidencia de la República el año próximo.

Constancia por cierto arrancada a consejeros electorales mexiquenses que no disimulaban su molestia, sus caras largas mientras Del Mazo sonreía y saludaba sin que le respondieran con la docilidad típica de los funcionarios mexiquenses ante el casi seguro próximo gobernador.

“¡Mentiroso y delincuente. Infórmate bien. Todavía no se vota la declaración de validez! Das pena”, respondía un repentinamente beligerante Horacio Duarte al tuit del gobernador Ávila en el que felicitaba a Del Mazo, a destiempo, por su cuestionadísimo certificado de validez comicial.

No hay chile que le embone -como diría Peña-, al gobernador de las chapitas en materia de Comunicación Social. Anuncia lo que todo el mundo sabía iba a suceder, pero sin ningún cuidado en guardar, aunque fuera mínimamente, las apariencias, porque en política, don Eruviel, la forma es fondo.

El todavía gobernador mexiquense y aspirante presidencial se comió la torta antes del recreo y le dio al colaboracionista Horacio Duarte la oportunidad de lavarse la cara -como lo hace hoy mismo el dirigente estatal del PRD, Omar Ortega– para endurecer su discurso y aparentar que hace su trabajo ante la militancia de su partido, fingir que verdaderamente está molesto por la “Elección de Estado” que culminó con la entrega anticipada de esa acta de mayoría.

La prisa para forzar los tiempos -aún a costa de hundir a los consejeros electorales del IEEM en una situación que los descalifica para garantizar las metas sustantivas del Instituto, aunque logren mantenerse en el cargo- se centra en la obsesión del Presidente Peña en iniciar la 22 Asamblea Nacional priista con esa constancia en las manos, única prueba documental útil para contener la rebelión de un priismo harto de la voracidad de esta pandilla neoliberal que los tiene al borde de una nueva e inminente derrota presidencial.

Peña ha demostrado con creces que es perfectamente capaz de matar a un burro a pellizcos, según la expresión de origen venezolano con la que calificó de muy tenaz al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, Alito, y que le debe haber fusilado a su ídolo Leopoldo López. Peña logró una hazaña que se antojaba imposible: colocar a su primo Del Mazo en la silla donde han se han sentado su abuelo y su padre, todos oriundos de Atlacomulco, cuando la popularidad del presidente no rebasaba un dígito. Por eso estaba radiante en Campeche. Se las ingenió para extender la hegemonía priista hasta 90 años en su entidad natal y se aseguró un refugio para él su Corte en los aciagos años que se avecinan para un priismo depredador que traicionó a los mexicanos que les dieron una segunda oportunidad. De ahí que la estrategia sea jugarla con un candidato que atraiga el voto duro del priismo pero, al mismo tiempo, el del panismo, mientras se alienta la pulverización de los independientes a fin de restarle votos a López Obrador. La misma estrategia triunfadora ensayada en el Edomex.

Para quien tenga dudas de a quién va destinado el cambio en los estatutos que se propone Peña en favor de su candidato híbrido, tetracolor es decir, con genes tan tricolores como blanquiazules, el imprescindible columnista de El Universal, Salvador García Soto, nos obsequia el dato:

“Hasta acá (Campeche) llegarán lo mismo una batería de delegados y operadores enviados por el CEN del PRI y de Los Pinos con la misión explícita de modificar los estatutos para “abrir los candados” a un candidato “ciudadano y externo”, eliminando el requisito de 10 años de militancia para el aspirante presidencial del priismo. Esos operadores “oficiales” tienen nombre y apellido y se registrarán como delegados en esta mesa: Sofía Castro, de Oaxaca, cercana a José Murat; Augusto Gómez Villanueva, gurú del secretario de Hacienda, José Antonio Meade; José Ramón Martel, de Alianza Generacional y también asesor de Meade; Jorge Estefan, presidente del PRI Puebla; Marisela Morales, ex dirigente en Morelos y ex delegada en Oaxaca; el delegado de Sedesol en la CDMX, José Antonio Rivera, y Mario Zamora, director de Financiera Rural, ambos estrechamente vinculados a Meade. ¿Está claro a quién le van a abrir los candados?”

Sólo les faltó meter ahí a Mamá Meade

 

Con información de:

Dos tormentas en Campeche: Salvador García Soto / Serpientes y Escaleras
El Universal: http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/salvador-garcia-soto/nacion/2017/08/9/dos-tormentas-en-campeche

También te puede interesar: