Estás aquí
La Traición en el Estado de México se escribe con “H”: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial Corrupción Editorial Edomex Elecciones 

La Traición en el Estado de México se escribe con “H”: Por Jesús López Segura / La Versión no Oficial

La “Marcha por la Esperanza” de Delfina, una mascarada del GAP para obtener posiciones políticas

 

Horacio Duarte e Higinio Martínez perdieron plazas importantes en la pasada elección del 4 de junio en el Estado de México. Plazas que le vendieron a López Obrador como “amarradas”. Pusieron en la representación suplente de Morena ante el IEEM a un mapache panista sonorense. Grillaron y desplazaron a otros grupos morenistas locales que sí acreditaron triunfos electorales importantes, entre otras muchas lindezas que los retratan de cuerpo entero como caballos de Troya del prianperredismo dentro de Morena.

Con todo los auténticos militantes de Morena en el Edomex estuvieron a punto de llevar a Delfina Gómez al triunfo electoral, a pesar de la Elección de Estado en la que el PRI no solamente compró a Juan Zepeda y a Josefina Vázquez, sino todo parece indicar que también al GAP del cacique texcocano Higinio Martínez.

El diario local ALFA plantea en su columna SE DICE QUE:

“Eran aproximadamente las 2:30 de la tarde del 4 de junio, y en el “Cuarto de Guerra” (War Room) del PRI todos tenían cara de angustia: las encuestas de salida advertían que Delfina Gómez llevaba una ventaja hasta de siete puntos en los municipios más grandes del Valle de México; iba ganando. Fue entonces que se echó a andar el plan de emergencia: acudir a los aliados en el PAN y el PRD para empezar a operar a favor de Del Mazo, en el entendido de que sus candidatos ya no tenían ninguna posibilidad de victoria y bajo la premisa de que, si dejaban que Morena ganara en el Estado de México, sería imposible evitar el triunfo de Andrés Manuel en las presidenciales de 2018. El PRI estaba en terapia intensiva y PAN y PRD le hicieron una transfusión de votos para salvarle la vida”.

 

“No fue una casualidad que, en Naucalpan y Huixquilucan –por citar los dos casos más representativos–, el PRI resultara con más votos que el PAN, que los gobierna y controla electoralmente. Tampoco que en todas las zonas perredistas el PRI hubiera logrado casi invariablemente el segundo o –incluso– el primer lugar. Juan Zepeda y Josefina supieron, antes de las cuatro de la tarde, que no tenían más opción que aliarse de facto al PRI para evitar que Morena ganara. Al menos media docena de testimonios de gente que operó el acuerdo así lo confirma”.

“Justamente esa es la raíz del ofrecimiento que ha hecho Alfredo del Mazo al PRD y al PAN para formar un gobierno de coalición. El tema se ha mantenido confidencial y extraoficial, pero se han celebrado al menos cuatro reuniones para hablarlo. Ni PAN ni PRD han dicho “no” hasta el momento, pero el acuerdo es negar todo si se les cuestiona públicamente. El ofrecimiento de entrada para que acepte sería de incorporar sus propuestas sustanciales al Plan de Desarrollo, posiciones en el gabinete y una negociación para las elecciones de ayuntamientos y diputados locales”.

Por su parte, el columnista Fernando Coca, del portal de El Mañanero, afirma que la denominada “Marcha de la Esperanza” encabezada por Delfina Gómez Álvarez, candidata al Gobierno del Estado de México por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) -organizada por la gente del GAP-, es un pretexto para eludir la autocrítica dentro de Morena en la entidad y arrebatarle a Andrés Manuel López Obrador las decisiones sobre los candidatos a diputados locales y presidentes municipales.

Se pregunta Fernando Coca “¿Por qué perdió Delfina Gómez la gubernatura?” y responde:

“Si después del 4 de junio los dirigentes del GAP se han encargado de “presumir” que como partido son la primera fuerza política de la entidad, tendrían que explicar cómo fue que los distritos bajo su control no se ganaron, mientras que en los que estuvieron en manos de actores políticos ajenos a ellos, sí se pudo alcanzar la victoria”.

Si en verdad, como plantea Alfa (con media docena de testimonios que lo confirman) PAN y PRD aceptaron que el IEEM le transfiriera votos al priista Alfredo del Mazo para evitar el triunfo de Morena cuando Zepeda y Josefina tuvieron claro que no podrían ganar. Si en verdad se prestaron a esta maniobra fraudulenta mediante un acuerdo para incorporar sus propuestas sustanciales al Plan de Desarrollo, así como ganar “posiciones en el gabinete y una negociación para las elecciones de ayuntamientos y diputados locales”, es decir, si el fraude electoral en el Estado de México alcanzó tales proporciones de auténtico complot, ¿que nos impide pensar que el propio GAP de las dos haches, Higinio y Horacio, no traicionaron también a López Obrador y vienen ahora por las diputaciones y presidencias municipales del año próximo para cerrar la pinza de la traición?

¿Con tales antecedentes, qué impedirá a Higinio y Horacio independizarse de Morena una vez conquistadas para su tribu del GAP las posiciones en juego el año próximo a fin de repetir la hazaña del Edomex, es decir, poner su fuerza al servicio del candidato prianperredista a Presidente de la República?

También te puede interesar: