Estás aquí
Cese de funcionarios menores, la respuesta de Peña a la tragedia Corrupción Nacional Política 

Cese de funcionarios menores, la respuesta de Peña a la tragedia

Por negligencia de los equipos de rescate, los 2 decesos en el Paso Expréss

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La suspensión de empleados menores relacionados con la construcción del Paso Exprés y una auditoría a su construcción por parte de la Secretaría de la Función Pública (SFP) fue la oferta que hizo hoy el presidente Enrique Peña Nieto, tras el hundimiento que provocó dos muertos en una obra recién inaugurada en Cuernavaca, Morelos.

Sin embargo, el mandatario expresó:

“No quiero adelantar juicios, reconozco que ha habido señalamientos, también es sabido que ha habido o hubo alguna participación de la propia delegación para atender las peticiones… no estoy en condiciones de hacer juicios anticipados ni tomar una posición”.

Entrevistado al concluir el acto de celebración del Día del Policía Federal, la postura del mandatario fue en respuesta a la mención de las denuncias de vecinos del sector aledaño al Paso Exprés de Cuernavaca, sobre deficiencias en la obra desde días antes del desplome.

Con ello, las exigencias de que renunciara el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, obtuvieron por respuesta la suspensión, mientras concluyen las investigaciones y auditorías, sólo de servidores públicos y supervisores de la delegación local de la dependencia.

La petición de no adelantar juicio ocurre también luego de que fuera el propio Ruiz Esparza quien explicara que la crecida de un arroyo, junto con la acumulación de basura en un desagüe, fue la presunta causa del hundimiento.

La breve declaración de Peña Nieto omitió también mencionar a las empresas Aldesem y Epccor, que realizaron la obra inaugurada por el presidente hace apenas tres meses.

 

 

Por negligencia, los 2 decesos en el Paso Exprés

El rescate se inició cinco horas después del percance en el socavón: familiar de las víctimas y vecinos
Mena Romero llamó a su novia a las 5:30 am para decir que cayeron en el hoyo y que buscara ayuda

Emiliano Zapata, Mor.

Justicia es lo único que pido, porque ni con todo el dinero del mundo me van a poder regresar a mis familiares, dijo entre sollozos Sonia Mena Romero, hija de Juan Mena López, de 59 años de edad, y hermana de Juan Mena Romero, de 33, quienes murieron el miércoles luego de que su auto cayó en un socavón que se abrió en el Paso Exprés Cuernavaca, kilómetro 93 de la Autopista del Sol México-Acapulco.

Aquí hay mucha gente involucrada. La armonía de esta familia fue cancelada por una negligencia. Y eso, las palabras y los términos legales no lo pueden tapar, recalcó Sonia al ofrecer una rueda de prensa enfrente de su casa, donde velaron a su padre y su hermano.

Acompañada por Sergio Martínez, propietario de la distribuidora de carnes La Casa del Pavo, en el municipio de Jiutepec, donde trabajaban sus familiares, Sonia afirmó que la familia no ha aceptado indemnización alguna y que dialogarían con las autoridades responsables del Paso Exprés, inaugurado hace apenas tres meses.

Ambos reiteraron que lo ocurrido fue por negligencia de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos y de los tres niveles de gobierno. Definitivamente será cuestión de los abogados (de la familia) que analicen a fondo. Vamos a pedir saber quiénes son los responsables, subrayó Martínez.

 

Demora mortal

El día en que murieron, los dos hombres iban a trabajar al Centro Industrial del Valle de Cuernavaca (Civac). Entraban a las 5:30 y terminaban a las 13 horas. El padre hacía embutidos de pollo y puerco, y su hijo y el propietario del negocio y otros trabajadores repartían esos productos.

La mañana del miércoles, la última persona que habló con Juan Mena Romero fue su novia, Esmeralda Gómez, a las 5:38 horas, para avisar que el auto en el cual viajaba con su padre había caído a un hoyo y que buscara ayuda. Ella llamó a todos los números de emergencias y llegó al socavón antes de las 8 horas, pero la tardanza de las autoridades impidió rescatarlos.

Según vecinos de la colonia Chipitlán, las labores de rescate comenzaron cinco horas más después del accidente. Esa tardanza, sostuvo Martínez, fue mortal.

Sonia y Martínez afirmaron que la Fiscalía General del Estado no les ha entregado los resultados de la autopsia de sus familiares para conocer la causa y la hora de su muerte.

Mi padre (era) un gran hombre, siempre se dedicó a trabajar. De su trabajo a su casa, a su familia. No tenía ningún vicio, ningún problema con ningún vecino, era un padre excepcional. Mi hermano igualmente, era una persona muy alegre. Se dedicaba a su hijos (una niña de seis años y un niño de cuatro), expresó.

Los cuerpos de las dos víctimas fueron velados en su casa de la calle Zafiro, colonia El Capiri, en la cabecera municipal de Emiliano Zapata. A las 12 horas los cuerpos fueron trasladados a la capilla del Espíritu Santo. A las 14:10 terminó la misa y el cortejo fúnebre se dirigió al panteón municipal.

 

 

CON INFORMACIÓN DE:

Proceso.- http://www.proceso.com.mx/494886/cese-funcionarios-menores-la-respuesta-pena-a-la-tragedia

La Jornada.- http://www.jornada.unam.mx/2017/07/14/estados/024n2est

 

También te puede interesar: