Estás aquí
Árbitro electoral impugnado en Edomex: Bernardo Barranco V. Edomex Elecciones 

Árbitro electoral impugnado en Edomex: Bernardo Barranco V.

Propaganda “tramposa” de Eruviel Ávila en apoyo a Alfredo del Mazo

 

 

De manera indebida y a unos días de la jornada electoral, el gobierno de Eruviel Ávila despliega espectaculares para la donación de sangre con los colores y tipo de logos del partido en el poder. En el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) se debatió el hecho, resaltando los mensajes subliminales de dicha campaña que pueden incidir en el votante. Sin embargo, Pedro Zamudio presidente del consejo del instituto, se manifestó con holganza: Les digo, de suyo que a mí me cuesta un poco de trabajo entender o fundamentar la idea de que algo que es claramente subliminal, porque si es subliminal no es claro, y si es claro no es subliminal. Menuda formulación para un psicólogo, como si la publicidad subliminal no influyera con sus sutilezas en el consumo. Este tipo de propaganda tramposa del gobierno, ha sido bajada ya en dos ocasiones en 2009 y 2015 por orden tajante de las autoridades electorales. Pero en el actual consejo reina la parsimonia, lentitud y laxitud ante circunstancias políticas de abuso, que demandan firmeza y determinación. Así se han comportado los consejeros mexiquenses ante casos como el carrusel de funcionarios federales que invadieron el Edomex para promocionar programas de gobierno; entrega de dádivas condicionadas, como despensas, computadoras, monederos, becas convenidas y materiales para construcción, así como usos electoreros de los programas sociales. El consejo del IEEM, también apático ante los brotes de violencia en actos de campaña, se cura en salud con exhortos, pero no envía señales contundentes al gobierno del estado ni a los actores involucrados. El consejo mexiquense flota con parsimonia y pone en duda su imparcialidad.

Por tal motivo Josefina Vázquez Mota y el PAN han solicitado al INE atraer la elección porque no tienen confianza en el IEEM. En el escenario electoral se agita –dicen– el montaje de una elección de Estado. Delfina Gómez, candidata de Morena, respalda la propuesta panista. Los principales protagonistas, no priístas, miran con recelo al árbitro. El consejo de instituto mexiquense con su dilación ha permitido, desde esta óptica, el basamento de un fraude sistémico. Dicho de otra manera: el IEEM es parte del fraude.

Quiero sustentar los principales yerros de las autoridades del instituto electoral mexiquense por los cuales se desconfía de él. 1) Mucho dinero. El financiamiento al IEEM es excesivo; éste presenta en agosto un presupuesto de 2 mil 346 millones pesos, de los cuales poco menos de mil millones son para los partidos. La abultada propuesta, como si tuviera todas las atribuciones generales antes de la última reforma. Recordemos que desde 2014 las funciones del instituto local se reducen a más de 60 por ciento. Comparando, el IEEM gastó para las elecciones de gobernador, en 2005: mil 725 millones de pesos; 2011: mil 650 millones de pesos, y en 2017: 2 mil 71 millones de presupuesto aprobado por la legislatura. Pedro Zamudio declaró que la mayor parte del presupuesto se va en salarios; sin embargo, hay muchos rincones oscuros en el manejo de los recursos del instituto. 2) No se hizo una campaña de promoción del voto ni de participación ciudadana. A unas semanas de la jornada electoral, las encuestas indicaron que más de 70 por ciento de la ciudadanía no tenía clara la fecha de la jornada electoral. Se ponía en evidencia que, pese a algunas campañas, el IEEM jamás diseñó ni ejecutó una estrategia de promoción del voto y de participación ciudadana. Una explicación socarrona fue que la presidenta de la comisión, Natalia Pérez Hernández, estuvo muy ocupada en el concurso para ser consejera general del INE y a su vez, tres de los cinco integrantes del área respectiva, también estuvieron distraídos preparando sus exámenes para ocupar las plazas vacantes de consejeros en el propio IEEM. La otra versión, que genera suspicacias, es que se tuvo la consigna de columpiarse y no motivar la participación a fin de potenciar el voto duro. 3) Dudoso proceso de registro de candidatos independientes. Ante los dos candidatos independientes, el IEEM exhibió falta de exhaustividad y certeza en el cotejo de las firmas en las cédulas de respaldo. Miles de dichas cédulas fueron llenadas con la misma tinta y al parecer con la misma mano. Sólo el consejero Gabriel Corona votó contra el acuerdo, a contracorriente de sus compañeros, argumentando que revisó 2 mil 387 cédulas de respaldo y encontró serias inconsistencias. Ninguno de los demás consejeros tuvo la iniciativa de revisar las cédulas y no sólo validaron un proceso inadecuado, sino que desdeñaron los requerimientos de omisión que casi todos los representantes políticos les imputaron. Por supuesto, que el tribunal rechazó el acuerdo y solicitó reponer el proceso con rigurosidad. Hubo trampa, tan solo a Isidro Pastor le rebotaron 40 mil firmas de personas que ya no existían. Qué pasó: tomaron una lista nominal en el mercado negro y con ella a mano llenaron las cédulas. El episodio costó 25 millones de pesos, porque, a pesar de que el tribunal ordenó parar la impresión de boletas; hubo que hacer una nueva impresión de más de 11 millones de boletas sin el nombre de Pastor, en un oscuro proceso de adjudicación directa con la misma empresa que hizo su agosto. ¿Hubo consigna de arropar a Isidro Pastor y a Teresa Castell, y después a ésta se le retiró al antiguo operador priísta? 4) Sospechoso PREP a la antigüita. El Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) es un instrumento para dar a conocer, de manera preliminar, los resultados de las elecciones; ofrece resultados no definitivos ni concluyentes; sin embargo, proporciona información oportuna sobre el sentido del voto y contribuye a estabilizar las expectativas de los actores políticos, los medios y los ciudadanos. Resulta difícil entender la cerrazón del IEEM para operar el PREP casilla que incorpora los adelantos tecnológicos más avanzados para dar información certera casi en tiempo real. Mediante teléfonos inteligentes y un programa, al tomar una foto al acta de escrutinio de manera automática se carga a la gran base de datos dando resultados inmediatos. No entendemos la resistencia para utilizar innovaciones. En la elección de 2015 a las tres de la mañana el PREP registraba sólo 40 por ciento de las casillas. De las 6 de la tarde, cierre de casillas, a la madrugada pueden pasar muchas cosas. Los simulacros han presentado problemas y los partidos políticos no tienen confianza en el conteo rápido ni en el PREP. Finalmente, si el resultado electoral es cerrado, las presiones van a expandirse a las autoridades. Los errores y omisiones crecerán y los reproches se multiplicarán.

 

Bernardo Barranco. Árbitro electoral impugnado en Edomex
La Jornada.- http://www.jornada.unam.mx/2017/05/31/opinion/019a2pol

 

 

 

También te puede interesar: