Estás aquí
El PRD mexiquense juega el papel de “palero” de Del Mazo: AMLO en entrevista con Ciro Gómez Andrés Manuel López Obrador Corrupción Edomex Elecciones 

El PRD mexiquense juega el papel de “palero” de Del Mazo: AMLO en entrevista con Ciro Gómez

Exige Gómez Leyva “una sola prueba de la corrupción de Peña” y no deja hablar a su entrevistado

Andrés Manuel López Obrador dijo en entrevista que “no mete las manos al fuego por ninguna persona”, con referencia al insistente reclamo de Ciro Gómez, sobre la presunta corrupción de “quienes rodean a la maestra Delfina Gómez“, aunque nunca menciona claramente las denuncias panistas -no siempre bien fundamentadas- que el propio Gómez Leyva ha estado publicitando en sus programas, como la más reciente sobre el supuesto robo del fondo de ahorro de los trabajadores de Texcoco, acusación que Horacio Duarte desmanteló en forma categórica.

AMLO aseguró que, si en las elecciones para gobernador del Estado de México resultara ganador otro partido, reconocerá el triunfo “si son elecciones limpias… porque en la democracia se gana o se pierde”.

El Peje” como dice López Obrador no le molesta lo llamen (siempre y cuando le quiten lo de “lagarto”) respondió así ante la insistencia del periodista -que casi no lo dejaba hablar- sobre una posible derrota en las próximas elecciones del Edomex. “Morena ganará en la entidad y también en la elección presidencial”, insistía, a su vez, López.

¿Cómo vas a combatir a los ladrones de petróleo sin usar al Ejército cuando tomes posesión, en su caso, el primero de diciembre del 2018?, repetía Gómez Leyva una y otra vez.

“Desde la primera semana de julio del 18, y a partir de ahí -porque no hace falta esperar hasta el día primero de diciembre-, empezaré a convocar al pueblo de México a que llevemos a cabo un plan para lograr el renacimiento de nuestro país a partir de la honestidad… ya no van a tener necesidad de robar”.

“Si el presidente es honesto, los gobernadores van a ser honestos, los presidentes municipales, ¡todo el pueblo!, porque no van a tener necesidad de robar”, planteaba López Obrador con la convicción de que los principales males del país, corrupción y delincuencia, constituyen dos círculos viciosos estimulados desde arriba.

De llegar a triunfar en las elecciones para la Presidencia de la República, dijo, dará el ejemplo. El Presidente no va a permitir la corrupción, “voy a acabar con la corrupción, vamos a erradicarla y estoy seguro porque en el pueblo de México hay una gran reserva de valores culturales muy arraigados, lo vamos a resolver, pero no con el uso de la fuerza”, enfatizó.

Sin embargo, se negó a reconocer si dentro de su partido o del equipo que rodea a la maestra Delfina Gómez hay personas por las que apostaría y estaría dispuesto a meter por ellas las manos al fuego. “No, por nadie. Es tanta la crisis que hay en México que nadie, nadie, se puede abstraer de una atmósfera de corrupción. Cada quien que responda por sus actos”, como reconociendo implícitamente la corrupción de Higinio Martínez en el gobierno municipal de Delfina.

El PRD mexiquense juega el papel de “palero” de Del Mazo

“Estoy percibiendo que los dirigentes del PRD tienen un acuerdo con Peña Nieto”, dijo textualmente AMLO. Aseguró también que la maestra Delfina Gómez es la que encabeza las preferencias “y en segundo lugar está Alfredo del Mazo. En tercer lugar, empatados, Josefina y Zepeda, ¡pero muy abajo!… Todos ellos son paleros del PRI“.

Para rematar, Ciro Gómez le plantea a López Obrador que sus amigos venezolanos le rogaron cuando supieron que iba a entrevistarlo, le pidiera una opinión sobre su movimiento. La insidiosa alusión de Ciro tenía el evidente propósito de meter en aprietos al “populista” mexicano a quienes sus enemigos identifican con Chávez y Maduro. Veneno puro, como en todo el resto de la “entrevista”.

López Obrador podría haberse amparado en los caros principios de la antigua política exterior mexicana de “no intervención y autodeterminación de los pueblos”, para evitar la emboscada de Ciro, pero aceptó hacer un llamado a los venezolanos: que no caigan en la trampa de la violencia. Que mantengan sus protestas dentro del marco de la paz pública, de la no violencia.

Explicó que a pesar de que a él le robaron descaradamente la elección en el 2006 -y cuenta con pruebas de ello-, en la toma del Paseo de la Reforma que tanto le criticaron, “no se rompió un vidrio. Nunca hemos llevado a la gente a la confrontación. Un dirigente puede poner en riesgo su vida, pero no tiene derecho a poner en riesgo la vida de los demás. El poder no vale una sola vida de nadie”. Pero ya van 36 muertos gritaba, histérico Ciro, como hundiéndose por propia mano en un argumento que no entendía en absoluto…

Ciro se sintió muy incómodo con esa espléndida respuesta del tabasqueño y remachó -hasta el extremo de obligar a su “entrevistado” a preguntar si iba a poder hablar-, con una lacayuna defensa del Presidente Peña Nieto -a quien López Obrador acusa de corrupto y mafioso: Mencióname un sólo acto de corrupción de Peña Nieto, no de sus allegados, sino del propio Presidente, a quien Ciro parecía defender por consigna, desechando cada ejemplo que mencionaba López Obrador, quien podría haber hablado de La Casa Blanca, del plagio de la tesis profesional o los mil millones donados a Josefina Vázquez, pero parecía estar asfixiado por la agresividad de sus entrevistador…

 

CON INFORMACIÓN DE:

Ciro Gómez Leyva.- Imagen TV

También te puede interesar: