Estás aquí
COLECTIVO SOLECITO HA CONTABILIZADO MÁS DE 20 MIL DESAPARECIDOS EN VERACRUZ Derechos Humanos Nacional 

COLECTIVO SOLECITO HA CONTABILIZADO MÁS DE 20 MIL DESAPARECIDOS EN VERACRUZ

Mientras Duarte y su esposa robaban a manos llenas, madres desenterraban a sus hijos

 

 

En Veracruz, una de las zonas más disputadas por el crimen organizado, cientos de familias buscan desesperadamente a sus seres queridos que han desaparecido sin dejar rastro.

Desde agosto del año pasado el Colectivo Solecito, integrado por buscadores y familiares de personas desaparecidas, se dio a la tarea de buscar en un terreno específico de Veracruz, donde, por un anónimo, supieron que había una fosa clandestina con partes de cuerpos humanos, detallan en un reportaje de Univision.

La historia es tan tétrica como real, destaca Proceso al comentar la historia de una madre del Colectivo, quien recibió justo el 10 de mayo del año pasado un “regalo” de la delincuencia organizada: eran hojas en papel bond, con decenas de cruces marcadas, para señalarle la ubicación de más de 120 fosas clandestinas, localizadas en un predio conocido como Colinas de Santa Fe, a tan sólo 15 minutos del centro de Veracruz.

Así, junto con ella, más personas realizan, desde agosto del año pasado, la búsqueda y ubicación de estos cuerpos.

A partir de ese momento, los integrantes del Colectivo Solecito tomaron cursos forenses, compraron herramientas y trabajaron juntos para buscar y localizar en el predio Colinas de Santa Fe, al norte del Puerto de Veracruz, las fosas clandestinas. El terreno era un sitio donde presuntamente los grupos de la delincuencia organizada arrojaban los cuerpos de sus víctimas.

En siete meses el Colectivo Solecito y la Fiscalía General del Estado de Veracruz han exhumado un total de 253 cuerpos en 120 fosas y más de 10 mil restos óseos. Junto con las exhumaciones ha aparecido una gran cantidad de ropa de hombre, de mujer, zapatos, tarjetas de tiendas departamentales, estampas de santos, cabellos humanos, vendas.

Proceso consigna que Lucía de los Ángeles, coordinadora del Colectivo, ha declarado que la Fiscalía ha sido indolente y sólo han podido tener 17 perfiles de los cuerpos encontrados.

Excélsior publica que Lucía de los Ángeles, aseguró en entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio, que fue su organización la que halló las fosas en ese lugar que está ubicado a 15 minutos del centro de Veracruz, y no la Fiscalía General del estado, como han andado presumiendo.

“Es infame que digan que la Fiscalía hizo el descubrimiento, cuando ésta sólo da fe de los hallazgos, los cuales hacemos nosotros con nuestros recursos. Nosotros, en coordinación con la Policía Federal Científica, buscamos y localizamos, mientras que la Fiscalía da nota”, afirmó.

Lucía de los Ángeles, destacó que datos anteriores de la Fiscalía local indican que en Veracruz se ha reportado la desaparición de dos mil 750 personas; sin embargo, El Solecito ha contabilizado a más de 20 mil, número que es “apabullante” debido a que la sociedad no denuncia.

Proceso expresa que ni la más asombrosa imaginación criminal hubiera concebido las dimensiones de este Auschwitz Veracruzano. Se trata de tan sólo uno de las decenas de cementerios clandestinos de esta entidad que se hundió en una larga noche de narcocleptocracia con los gobiernos de Fidel Herrera, Javier Duarte y parece que se prolongará con Miguel Ángel Yunes.

Sólo por comparar en términos numéricos: en las fosas descubiertas en Tetelcingo, Morelos, se encontraron 117 cuerpos; en la fosa de San Fernando, Tamaulipas, fueron 196 restos humanos; en las 62 fosas de Iguala, Guerrero, se hallaron 131 cuerpos. Y todos estos casos salieron a la luz pública por denuncias de los familiares, no por iniciativa de las autoridades.

Mientras la esposa de Javier Duarte llenaba planas enteras de sus cuadernos para recitar su mantra “Sí, merezco abundancia”, decenas de mujeres humildes estaban buscando a sus hijos que fueron archivados en el expediente de “los prescindibles” para la narcocleptocracia veracruzana.

Mientras Duarte se dedicó a robar a manos llenas y construir una red de más de 300 cómplices, con la absoluta indiferencia y complicidad de buena parte del gobierno federal, el crimen organizado creó su propia red de cementerios y fosas de la ignominia. Eran intocables.

La prensa mexicana y los medios electrónicos han minimizado las dimensiones de esta tragedia. Durante sus seis años de neronismo, Duarte se dedicó a firmar millonarios contratos de publicidad con dinero público para comprar el silencio y la complacencia mediática. A muchos de sus “clientes” les quedó debiendo, pero ni la furia de los dueños de los medios extorsionados por Duarte alcanza para humanizar esta tragedia, para darle un rostro a este número inaudito de víctimas.

Por eso también era necesario eliminar a varios reporteros. No porque estuvieran vinculados al crimen organizado, como fue el guión de Duarte. Los eliminaron para que nadie investigara. Para que nadie diera cuenta de las pistas de este horror. Para que siguiera reinando la “paz de los sepulcros clandestinos”, encabezada por el jefe de la policía, Arturo Bermúdez.

 

CON INFORMACIÓN DE:

Univision

Proceso.- http://www.proceso.com.mx/478068/las-fosas-veracruz-una-tragedia-nacional

Excélsior.- http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/03/16/1152141

También te puede interesar: