Estás aquí
DOÑA DELFINA DE ASÍS INSISTE EN RENUNCIAR A PARTE DEL FINANCIAMIENTO DE CAMPAÑA / LA VERSIÓN NO OFICIAL: POR JESÚS LÓPEZ SEGURA Editorial Edomex Elecciones 

DOÑA DELFINA DE ASÍS INSISTE EN RENUNCIAR A PARTE DEL FINANCIAMIENTO DE CAMPAÑA / LA VERSIÓN NO OFICIAL: POR JESÚS LÓPEZ SEGURA

La izquierda demagógica y su alergia al dinero

 

Ni cómo ayudarles. Durante décadas la oposición de izquierda se ha estado quejando del piso disparejo. Del derroche prianista contrastante con “la miseria de la izquierda“. De que los partidos hegemónicos echan la casa por la ventana en cada elección… Pero cuando finalmente el IEEM les pone en las manos una fortuna perfectamente legal (285 millones) para poder desplegar una campaña diferente, creativa y eficiente, ellos son los primeros en exigir que les recorten a la mitad ese presupuesto con el que podrían financiar, al fin, un triunfo electoral histórico que abriera la Presidencia de la República a su ídolo, a su mesías, a su Tlatoani. Suponen que sus adversarios no tienen fuentes alternas de cuantiosos recursos. Así de ingenuos. Así de timoratos.


Carecen doña Delfina y sus asesores de imaginación para respaldar a sus bases de apoyo que son, precisamente, los pobres. Los que no tienen piso de cemento en sus casas. Los que sus hijos tienen que caminar horas para llegar a la escuela. Los que no tienen un tinaco, una fachada pintada, drenaje, luz eléctrica. La ocasión de aprovechar esos cuantiosos recursos de campaña para beneficiar a esas personas es desperdiciada con demagogia barata. Idéntica a la de funcionarios que se bajan el sueldo nominal mientras incrementan sus bonos y compensaciones. No tienen remedio.

Delfina se puso de pechito para que Josefina se presentara como la muy generosa al sumarse a la intención de recortar a la mitad los recursos aprobados de campaña, cuando la panista recibió sin reparo del gobierno de Peña Nieto tres veces esa cantidad impugnada para su Fundación “Juntos Podemos“. Hipocresía pura.

Renuncia Delfina a la oportunidad de encementar los pisos de los hogares de sus seguidores en el Estado de México, de obsequiar bicicletas a sus hijos para que vayan a la escuela, pintar las fachadas de las casas y ponerles drenaje y tinacos, hasta donde alcanzaran esos 285 millones. De obsequiar no limosnas vergonzosas como “La Efectiva” de Eruviel, sino instrumentos para el beneficio real de sus seguidores: sillas de ruedas, muletas, lentes…

Los partidos hegemónicos mexicanos, tanto los promotores del neoliberalismo, como los representantes de una izquierda trasnochada, gastan una fortuna en propaganda callejera plástica de muy mal gusto. Toneladas de basura electoral típica del marketing político al estilo gringo. Regalan miles de playeras espantosas y humillantes. Pintan bardas con leyendas odiosas. Llenan los bolsillos millonarios de los dueños de medios hegemónicos (televisivos, radiofónicos e impresos) mientras ignoran a los medios críticos, alternativos, que se la han rifado ejerciendo, hasta donde el hambre se los permite, la honestidad intelectual.

Podrían dar premios en concursos rápidos para jóvenes creadores de propaganda alternativa de buen gusto, carteles, bardas grafiteadas, ropa de calidad, música alusiva a la campaña. Despertar la creatividad de estudiantes de artes plásticas y del Conservatorio de Música, bandas de rock, jóvenes gruperos, y estimularlos económicamente en vez de seguir enriqueciendo a la millonaria industria de la propaganda política callejera, cuyos dueños son los mismos altos funcionarios de los partidos políticos que no hacen otra cosa en cada elección que lavar el dinero público de los partidos, para embolsárselo.


Delfina Gómez
aboga porque el IEEM le retire la mitad del gasto de campaña aprobado. No tiene idea de que devolver ese dinero a la burocracia depredadora y corrupta, significa privar a muchos de sus seguidores de beneficios reales de campaña, en contraste con las migajas inservibles que los partidos hegemónicos obsequian al por mayor, para la compra del voto, con o sin el dinero del IEEM, puesto que tienen multitud de generosas fuentes de financiamiento alternativas, a menudo ilegales.

¿Qué va a hacer Doña Delfina, si llega a la gubernatura, cuando le entreguen el cuantioso presupuesto estatal?

¿Reducirlo a la mitad porque es mucho dinero?

Nuestra izquierda mexicana es tan corta en imaginación, que no alcanza a concebir un modo de producción de propaganda alternativa culta, rica y gratificante. No pueden superar las limitaciones que los opresores les han impuesto durante décadas de grotesco despilfarro. ¡Ni cómo ayudarlos!

 

 

CON INFORMACIÓN DE:
Con tal de ganar, despilfarro priista en Edomex
Proceso.- http://www.proceso.com.mx/477723/tal-ganar-despilfarro-priista-en-edomex

Auguran desvíos por tope de IEEM. Reforma
http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/preacceso/articulo/default.aspx?id=1064892&v=4&urlredirect=http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=1064892&v=4id=1064892&v=4

Comicios costarán 30 mil mdp este año; el voto en Nayarit será el más caro
Excélsior.- http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/03/13/1151685

También te puede interesar: