Estás aquí
TRUMP DEPORTARÁ A MÉXICO A INDOCUMENTADOS DE CUALQUIER NACIONALIDAD Donald Trump Estados Unidos 

TRUMP DEPORTARÁ A MÉXICO A INDOCUMENTADOS DE CUALQUIER NACIONALIDAD

Gobierno de Peña, mudo ante amenazas del Presidente gringo: Castañeda

 

A partir de ahora, la vida de al menos ocho de los once millones de indocumentados en Estados Unidos (la mitad de los cuales son mexicanos) pende de un hilo. Lo anunció ayer el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, con un mensaje muy duro: “El objetivo es dar más autoridad a la agencia federal para hacer cumplir leyes migratorias. Todo el mundo que está aquí ilegalmente puede ser deportado en cualquier momento”.

Los detalles de la nueva política se hicieron oficiales este martes, con lo cual se anuncia la dramática ampliación de la definición de quién es un extranjero criminal, la contratación de 15 mil agentes más para aplicar las nuevas medidas, la construcción de nuevos centros de detención, la aceleración de los procesos de deportación, y el retorno a México de inmigrantes capturados en la frontera que cruzaron por tierra, sean o no mexicanos.

Esta amenaza —de la que, de momento, se librarían unos tres millones de indocumentados, incluidos, los menores de edad, los 750 mil “dreamers”, los padres con hijos estadunidenses y los que han obtenido asilo— será realidad gracias a dos memorandos aprobados ayer por el Departamento de Seguridad Nacional, que permitirán la contratación de 15 mil nuevos agentes fronterizos y de aduanas, y dará luz verde a este nuevo “ejército” para arrestar arbitrariamente a quien considere sospechoso de no estar de forma irregular en Estados Unidos.

Adicionalmente se buscará ampliar un controvertido programa mediante el cual policías locales son autorizados a actuar como agentes de migración en colaboración con las agencias federales. Ese programa, conocido como 287(g), fue semiabandonado durante el gobierno de Barack Obama después de que tanto autoridades estatales como locales lo repudiaron; incluso por ello algunos se declararon santuarios.

“No panic”. En el colmo del cinismo, el vocero presidencial Spicer dijo durante la rueda de prensa que “no queremos crear pánico ni proceder a deportaciones masivas, sino sólo hacer cumplir la ley”, que, según sus propios cálculos, implicarían la expulsión inmediata de un millón de inmigrantes.

En una de las medidas más extremas, disfrazada de acción para prevenir el tráfico de personas y proteger a menores de edad, establece que padres de familia en Estados Unidos que intenten traer de manera ilícita a sus hijos menores podrían ser culpados de un delito grave por facilitar el tráfico de niños extranjeros, por lo cual estarían sujetos no sólo a la deportación, sino a procesos penales.

Jorge Castañeda, canciller en el gobierno foxista, plantea en Telefórmula que el Gobierno mexicano es incapaz de dar respuestas firmes a las agresiones de Donald Trump y sugiere que México se niegue a aceptar indocumentados deportados si no está perfectamente acreditada su nacionalidad mexicana, pero por el gobierno de los Estados Unidos, lo que obligaría aTrump a expedir documentos a los indocumentados.

Para revisar los memorandos oficiales e información suplementaria oficial, consultar: https://www.dhs.gov /executive-orders-protecting-homeland
CON INFORMACIÓN DE:

La Jornada.- http://www.jornada.unam.mx/2017/02/22/mundo/027n1mun

La Crónica.- http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1011186.html

También te puede interesar: