Estás aquí
SON EDUCADOS CON VIOLENCIA 7 DE CADA DIEZ NIÑOS MEXICANOS Derechos Humanos Nacional Reforma Educativa 

SON EDUCADOS CON VIOLENCIA 7 DE CADA DIEZ NIÑOS MEXICANOS

Reporte de Unicef devela la realidad brutal de un sistema intocado por la “Reforma Educativa”

Por Jesús López Segura

 

“En México, sólo 31 por ciento de los niños hasta de 14 años de edad son educados sin violencia; 44 por ciento experimenta algún castigo físico y en más de la mitad, la disciplina se aplica mediante agresión psicológica, reveló la Encuesta Nacional de Niños, Niñas y Mujeres (ENIM) 2015, la cual se realizó por primera vez en México“. Así resume el diario La Jornada la situación que vive la niñez mexicana, según este estudio del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

“La violencia en México es un factor determinante de la deserción escolar e incluso una causa importante de muertes infantiles. Miles de niños, niñas y adolescentes en México, crecen en un contexto de violencia cotidiana que deja secuelas profundas e incluso termina cada año con la vida de centenares de ellos. Gran parte de esta violencia, que incluye violencia física, sexual, psicológica, discriminación y abandono, permanece oculta y en ocasiones, es aprobada socialmente”, denuncia la Unicef.

Tales datos aterradores ponen en evidencia la castración masiva que el Sistema Educativo Nacional en México lleva a cabo para crear ciudadanos sumisos ante una forma de dominación política que saquea los recursos públicos de entidades como Veracruz y sigue aportando asesinatos masivos de ciudadanos con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico, mientras la mal llamada “Reforma Educativa” se limita a despedir profesores que no demuestren adaptarse al esquema memorístico, enciclopédico y autoritario en que se enmascara la verdadera intención “política” de garantizar la permanencia del status quo, con base en la tortura psicológica masiva de los alumnos.

Ningún país del mundo con un sistema educativo y familiar que afiance la personalidad de niños y adolescentes, que respalde sus necesidades primarias de manutención y afecto, que los incorpore a la aventura de conquistar el conocimiento con métodos estimulantes de su curiosidad y que desarrollen su capacidad creativa y crítica, podría resistir 5 minutos de un gobierno que saquea los recursos públicos en medio de la miseria absoluta de sus ciudadanos, que declara una guerra contra criminales sin contar con policías capacitadas -y con ese pretexto militariza el país, provocando violaciones sistemáticas a los derechos humanos- y que propicia la huida de sátrapas como Javier Duarte a quien no sólo se le permitió, sino que se le alentó a que cometiera el robo del milenio.

Ni 5 minutos una población que no haya sido castrada por la violencia escolar (y familiar) desde sus primeros años, permitiría la permanencia de un gobierno con esas características.

Por eso la mal llamada “Reforma Educativa” del peñato se dirige a usar a los mal pagados profesores como chivos expiatorios de un sistema no educativo, sino opresivo de los propios maestros pero sobre todo, de niños a los que se tortura cotidianamente con exigencias de aprendizaje memorístico obligatorio, bajo amenaza perpetua de reprobación, convirtiendo el maravilloso reto del conocimiento -el más grande placer de la inteligencia humana- en algo odioso, en una pesada carga que ahoga la alegría de vivir de las nuevas generaciones, creando masas de seres frustrados, mentirosos, mañosos y, sobre todo, golpeadores sistemáticos de sus propios hijos, en una cadena generacional interminable que se reproduce a sí misma a través de la escuela autoritaria, consolidada por la falsa “Reforma Educativa” de uno de los gobiernos más crueles y depredadores de la historia de México..

El estudio de referencia documenta con claridad las conclusiones fundamentales de la Sociología de la Educación que el señor Aurelio Nuño simplemente no tiene capacidad de entender: el sistema educativo es funcional respecto de la forma de dominación política dominante en cada momento histórico, por lo tanto, más que un mecanismo de movilidad social ascendente, como califican los teóricos del funcionalismo a la escuela (que funciona como tal sólo para algunos casos emblemáticos), el sistema educativo se constituye como el paradigma por excelencia de la reproducción masiva de las desigualdades sociales, porque el radicalmente desigual capital lingüístico y cultural de ingreso, garantiza la permanencia y éxito o fracaso de los educandos, quienes aceptan su posterior condición de amos o esclavos porque supuestamente tuvieron la “oportunidad” de ascender en la pirámide educativa “y la desperdiciaron”.

Para quienes buscan alternativas, recomendamos la educación a distancia en sus diversas modalidades, el Homeschooling, el INEA (para obtener certificados de primaria y secundaria en pocas semanas), las diversas opciones de bachillerato abierto y las técnicas de Sugata Mitra.

 

CON INFORMACION DE:
https://www.unicef.org/mexico/spanish/proteccion_6932.htm

También te puede interesar: