EL HOLOCAUSTO DE JOSEFINA, SEGÚN SALVADOR GARCÍA SOTO: LA VERSIÓN NO OFICIAL / POR JESÚS LÓPEZ SEGURA

 En realidad Vázquez Mota nunca estuvo interesada en el Edomex

El destacado columnista Salvador García Soto describe en su espacio de El Universal como “el holocausto de Josefina” lo que él considera una inteligente maniobra de ingeniería electoral francamente inverosímil, en la que Peña, Videgaray y Eruviel Ávila habrían sembrado 900 millones de pesos a la eventual futura candidata de una coalición PAN-PRD -potencialmente triunfadora en el Edomex– con el propósito de balconearla y provocar el fracaso de ese proyecto tan peligroso para la permanencia del PRI en el poder en el Estado de México.

meme-elimina-pan-dedazo-en-edomex-josefina-vazquez-se-queda-sin-regalo-fotoarte-notiguiaLos presupuestos de tan compleja lucubración son, igualmente, inverosímiles, a saber:

1.- El trío Peña-Videgaray-Eruviel ha dado sobradas muestras de no estar capacitado para maniobras tan finas como para arriesgar esa cantidad de dinero en una suerte de prospectiva maligna para luego acusar de corrupto a su beneficiario-víctima, sin contar que, a final de cuentas, tan lastimada quedaría la reputación de Josefina como la del propio Peña Nieto.

2.- Presupone García Soto que Josefina estuvo alguna vez realmente interesada en la candidatura mexiquense, lo que resulta aún más inverosímil, habida cuenta de sus continuos desprecios ante esa posibilidad y su asquito confeso por los panistas de la entidad, en sus propias palabras “los más corruptos del país”, desdén por cierto ampliamente correspondido por las huestes locales del cacique Ulises Ramírez. La última expresión de franco rechazo a involucrarse en la política del Estado de México acaba de verterla en entrevista con su amigo y principal publicista Ciro Gómez Leyva, a quien le dijo con todas sus letras que ella sólo toma al Edomex como dormitorio. Josefina siempre ha dejado más que claro que por la grande o nada…

3.- Al citar el libro de Álvaro Delgado, García Soto debería tener perfectamente claro que Josefina fue traicionada por el PAN, es decir, por Calderón y por Ulises Ramírez, para apuntalar a Peña Nieto en la Presidencia, lo que describe lúcidamente como el amasiato entre esos dos partidos. Casi todos los analistas han estado insistiendo en que la ex candidata presidencial panista, traicionada por su propio partido, especialmente por “la pinche Sota” como le decía a la ex vocera de Calderón, hoy cobijada y enriquecida por los priistas -por algo será-, estaría considerando abanderar una coalición en el Estado de México que derrocara a sus beneficiarios actuales en favor de quienes le propinaron la traición más grande de su vida. ¿En qué cabeza cabe?

4.- La hipótesis que yo he planteado a este respecto es que el dineral triangulado desde las arcas públicas federales hacia “Juntos Podemos” de Josefina era, más bien, para ponerla a trabajar del otro lado de la frontera en favor de la campaña de Donald Trump, el candidato evidente de Enrique Peña, para quien ha trabajado a pesar de sus graves ofensas contra el pueblo de México y a riesgo de su propio prestigio internacional.

luis-videgaray-encargado-de-sucesion-en-edomex-fotoarte-notiguiaEn abono de esta hipótesis que ciertamente podría parecer descabellada, está la propia investigación del gran columnista a quien dedicamos estos modestos comentarios y que apuntan a Luis Videgaray como el autor del financiamiento a Juntos Podemos. El mismo que tuvo que renunciar al conocerse que fue él quien insistió, por encima de las recomendaciones de la canciller Ruiz Massieu y otros miembros del gabinete, en traer al odiado candidato gringo a Los Pinos. La pinza no puede estar mejor cerrada.

No es que Josefina esté fuera de la contienda mexiquense “por el impecable golpe periodístico asestado por la organización civil Mexicanos Unidos contra la Corrupción y la Impunidad”, como estima García Soto, sino que ella nunca albergó interés en esa aventura y el golpe mediático no tenía, por lo tanto, la intención de descarrilarla, sino de poner en evidencia el estilo que tiene la clase política mexiquense de cooptar a los opositores con base en impúdicos cañonazos de dinero.

Al parecer Peña tiene todo bajo control y podrá reproducir en el Estado de México, sin grandes sobresaltos, el más típico de los hábitos sucesorios de la vieja usanza priista: el dedazo, para lo cual -mientras su compadre Miranda reparte despensas y dinero EN GRANDE, y Andrés Manuel López Obrador se dedica a perseguir palomas y a festejar en el Cervantino-, ahora sólo le faltaría a don Enrique decidir si esta añeja práctica unipersonal favorecerá a su primo Alfredito Del Mazo, o a la candidata de Eruviel, Ana Lilia Herrera, lo que no es tan improbable dado que ya se la hizo una vez. “El Chapitas”, como le dice el casi extinto Brozo al gobernador Teleférico, se impuso a la voluntad de Peña en el proceso anterior, lo que permite inferir que algo sabrá que vale oro.

ernesto-nemer-visita-los-mercados-11-04-2016Otras improbables posibilidades las tendría su amigo Ernesto Nemer quien, como bromea Bartolomé en Reforma, “toma a la Profeco como una dependencia categoría M.M.L. (Mientras Me Lanzo)”, sobre todo ahora que su ex mujer (eso dicen) y también prima del Presidente Peña, Carolina Monroy del Mazo, fue noqueada por completo en el famoso debate con sus homólogos de las secretarías generales del PRI y PAN en Milenio TV, con motivo del Informe de Peña, video que reproducimos en nuestro canal de YouTube con casi medio millón de vistas hasta el momento. Haberse divorciado de Caro (si tal cosa ocurrió como comentan) habría sido su mejor estrategia de campaña.
CON INFORMACIÓN DE:
Reforma, 11-10-2016: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=959264&pc=102&idorigen=1

http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=98914

El Universal: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/metropoli/edomex/2016/10/10/voy-por-candidatura-del-pri-en-edomex-ernesto-nemer

 

 

El holocausto de Josefina

Salvador García Soto

Serpientes y Escaleras

slide-josefina-cuestionada-por-posibles-acuerdos-con-pena-nietoLa revelación periodística de que recibió apoyos económicos del gobierno de Enrique Peña Nieto por 900 millones de pesos para su Fundación Juntos Podemos, fue un duro golpe para la imagen de Josefina Vázquez Mota al exhibir sus vínculos ocultos con una administración priísta y su cercana relación política y de amistad con el presidente y su grupo, que además deslegitimó cualquier aspiración de la panista para ser candidata de su partido a la gubernatura del Estado de México, al poner en duda su condición de “opositora” al PRI y al grupo político que controla la entidad mexiquense.

El efecto político de la publicación de los documentos, en el impecable golpe periodístico de la organización civil Mexicanos Unidos contra la Corrupción y la Impunidad, resultó tan certero como demoledor para Vázquez Mota y su pretendida candidatura aliancista. Y significa, ante la contundencia de las evidencias del reportaje, la constatación de una práctica ilegal y discrecional en el manejo de los recursos públicos, tanto de quienes, desde altas esferas del gobierno federal diseñaron y otorgaron el financiamiento público a una supuesta “fundación privada”, como de la ex candidata presidencial del PAN que simuló y ocultó el origen público de los recursos con los que realizaba su labor con los migrantes mexicanos en Estados Unidos.

Y ahí entra la pregunta obligada que, sin menoscabo de la investigación periodística y el interés público de su contenido, respondería quién estuvo detrás de lo que la propia Josefina, en su trastabillante respuesta, calificó como “campaña de desprestigio y lodo” en su contra. La respuesta, dicen en el entorno cercano de la panista, lleva a dos instancias de donde pudo salir la información y los documentos que dieron pie a la investigación periodística: por un lado la Secretaría de Hacienda y por el otro el Palacio de Gobierno de Toluca.

El único que sabía y tuvo acceso al otorgamiento de esos fondos, desde que comenzaron a entregarse a la fundación, es el poderoso ex secretario, Luis Videgaray Caso. Los acuerdos y los mecanismos para financiar Juntos Podemos, a través de instancias como el Instituto de Mexicanos en el Exterior, dependiente de la cancillería, y a la Red de Empresarios Mexicanos en Estados Unidos, fueron diseñados en la oficina de Videgaray y pactados con la propia Josefina desde finales de 2014 y comenzaron a fluir desde 2015. “Sólo Videgaray sabía de ese manejo y de las aportaciones porque él diseñó el esquema ofrecido a Josefina en uno de sus múltiples encuentros con el presidente en Los Pinos”, dijo una fuente cercana a la ex candidata panista.

meme-enrique-pena-financia-organizacion-de-josefina-vazquez-mota-no-te-preocupes-fotoarte-notiguiaPor eso Vázquez Mota, a decir de sus cercanos, se dice “traicionada” por quienes le ofrecieron apoyo para una labor a la que ella impulsó primero como titular de Sedesol y retomó como su proyecto personal tras perder la elección presidencial en 2012.

La amistad de Josefina con Peña Nieto y Videgaray data de finales de la campaña presidencial de aquel año. Abandonada entonces por el presidente Felipe Calderón que ya había pactado con Peña, en su obsesión por impedir el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, según relata el periodista Álvaro Delgado en su libro

Pasada la elección, tras un obligado retiro de casi un año —por crisis nerviosas y de salud, por desórdenes alimenticios que le dejaron los meses de proselitismo— la ex candidata del PAN reapareció públicamente en mayo de 2013. Por esas fechas tuvo uno de sus primeros encuentros en Los Pinos con el ya presidente Peña Nieto, que desde los días posteriores a la elección presidencial envió a un mensajero para ofrecerle a la panista “todo el apoyo y la ayuda que necesitara” en su recuperación. Ese mensajero fue Luis Videgaray que desde entonces trabaría una cercana “amistad” con Vázquez Mota y que después le armaría y ofrecería el “esquema financiero” para ayudarla en su “noble labor”.

Lo que vino después remite al gobierno priísta del Estado de México y a una clara estrategia de operación política del gobernador Eruviel Ávila —aliado cercano del ex secretario de Hacienda— para garantizar que la candidata aliancista que resultaba más competitiva y que podría poner en jaque el histórico dominio del PRI en el Estado de México, quedara noqueada y sin poder levantarse. Se despejaba así el camino para un, no seguro, pero sí más probable triunfo priísta en los comicios de gobernador en 2017. Fue el holocausto de Josefina; y ella ardió en el sacrificio político que le tendieron sus “amigos”.

 

El Universal: http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/salvador-garcia-soto/nacion/2016/10/11/el-holocausto-de-josefina