EMPODERAMIENTO IGUALITARIO Y NEPOTISMO GAY: LA VERSIÓN NO OFICIAL / POR JESÚS LÓPEZ SEGURA

Otra vez relegan en sus consignas el derecho prioritario de los niños

 

 

 

homosexuales-marchan-por-matrimonio-igualitario-en-mexico-fotoarte-notiguiaAcorde con la mayoría que reflejan las encuestas, la marcha de los autoproclamados defensores de la familia original supera con mucho en número a la de las múltiples organizaciones de homosexuales, amontonados en cada vez más complejas e ininteligibles siglas. Pero aquí no importa tanto el número, dicen los vanguardistas, porque los derechos de las minorías -que aplauden la iniciativa de Peña Nieto para imponer en todo el país el concepto de “matrimonio igualitario“-, deben pesar tanto como los de las mayorías…

Lo cierto es que la iniciativa de Peña Nieto ha polarizado nuevamente al país en una discusión absurda que, a mi modesto entender, refleja un intento de la empoderada clase política gay, incrustada cada vez con más fuerza en la administración pública federal, por consolidarse como grupo de presión política sin salir del clóset.

Todo el mundo sabe, porque ha trascendido mucho más allá del chismecillo y la maledicencia, que varios gobernadores y funcionarios de primer nivel federal son homosexuales, lo que no representaría ningún problema si estos destacados funcionarios públicos se abstuvieran de incrustar en puestos relevantes, a menudo incluso como aviadores, a sus allegados, a sus amantes y esposos (con o sin la licencia matrimonial “igualitaria”).

nepotismo-de-la-clase-politica-gay-fotoarte-notiguiaEl tamaño del nepotismo gay que invade la República mexicana no se ha cuantificado. Nadie se atreve a abordar el tema porque la misma clase política homosexual que predomina en amplios sectores de la administración pública, ha promocionado en medios de comunicación masiva, muy destacadamente Milenio TV, una cultura de odio que califica en automático como “homofóbico” cualquier intento por dilucidar una cuestión tan preocupante, con la debida objetividad y sin las hipocresías de quienes se sienten conductoras vanguardistas de televisión porque asumen la moda de descalificar a quienes deciden pensar en forma tradicional sobre estos temas, con todo derecho.

Nepotismo es nepotismo, sea este familiar o sexual. Y si las múltiples organizaciones homosexuales claman por disfrutar derechos de manera igualitaria, también deberían aceptar obligaciones. Los homosexuales deben ser respetados y estar amparados por leyes igualitarias que protejan sus derechos, pero deben también expresar públicamente sus preferencias sexuales antes de ser elegidos en puestos de elección popular o ser nombrados en cualquier posición pública, porque los electores y los que pagamos impuestos, tenemos el derecho inalienable de saber cuándo un funcionario fue nombrado en una posición determinada no por su capacidad, sino por ser amante de un jefe homosexual, como ocurre en muchísimos casos que todos sabemos pero no podemos denunciar a riesgo de ser descalificados como “homofóbicos“.

simpatizantes-del-frente-nacional-por-la-familia-fotoarte-notiguia2Por otro lado, así como nos pronunciamos porque se respeten los derechos de las minorías gay sin cortapisa alguna, nada más con la obligación de identificarse como tales cuando aspiren a ocupar cargos públicos de cualquier nivel, a efecto de impedir formas de nepotismo disfrazadas, de igual manera proclamamos que en el tema de la adopción, los derechos de los niños deben estar por encima de cualquier consideración alrededor de los derechos de minorías, o como lo apunta lúcidamente Diego Fernández de Cevallos, las autoridades deberían estar “obligadas a resolver las adopciones, caso por caso, bajo un riguroso examen de IDONEIDAD”. ¿No cree usted?

 

Referencias:

Univision: http://www.univision.com/noticias/matrimonio-igualitario/el-matrimonio-igualitario-reune-a-miles-a-favor-y-en-contra-en-la-ciudad-de-mexico

Diego Fernández de Cevallos. Idoneidad, sin mentir ni confundir, Sin Rodeos, Milenio: http://www.milenio.com/firmas/diego_fernandez_de_cevallos_sin_rodeos/Idoneidad-mentir-confundir_18_818498162.html