LAS MUJERES DE ATENCO, A DIEZ AÑOS DE LA TRAGEDIA

La CIDH exige responsabilidad a toda la “cadena de mando”, que implicaría a Peña y a Luis Miranda

 

 

testimonios-mujeres-de-atenco-a-10-anos-nyt-1Se cumplió, en mayo, una década de la represión en San Salvador Atenco, conocida como el “atencazo”, que fue ordenada nada menos que por el Presidente Enrique Peña Nieto cuando gobernaba el Estado de México.

Funcionarios internacionales de derechos humanos están exigiendo una investigación sobre el brutal ataque sexual que sufrieron 11 mujeres hace más de una década y la cual podría implicar directamente al primer mandatario.

La petición, destacó el diario estadunidense The New York Times, es parte de un análisis de varios años por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en torno a abusos masivos cometidos cuando, en 2006, Peña Nieto ordenó reprimir a manifestantes en el poblado de San Salvador Atenco, donde habían tomado la plaza principal.

testimonios-mujeres-de-atenco-a-10-anos-nyt-2Daniel Berehulak, fotógrafo freelance trabajando en México para The New York Times, publicó en la edición de ayer una serie de fotografías y testimonios de las mujeres violadas, a una década de los terribles acontecimientos de Atenco en los que murieron dos personas, hubo decenas de heridos graves y la policía detuvo a más de 40 mujeres de manera violenta a las que metieron en autobuses y las enviaron a la cárcel a varias horas de distancia, se reseña en el reportaje de Azam Ahmed, que contó con la colaboración de la periodista Paulina Villegas y retomado por el semanario Proceso.

Las mujeres –comerciantes, estudiantes y activistas– fueron violadas, golpeadas, penetradas con objetos de metal, robadas y humilladas. Incluso a una mujer la forzaron a practicarle sexo oral a varios policías.

testimonios-mujeres-de-atenco-a-10-anos-nyt-3Once mujeres llevaron el caso, con la asistencia legal del Centro Prodh, a la Comisión Interamericana, la cual halló que la policía las torturó sexualmente, aunque la justicia mexicana absolvió a todos los agentes investigados.

La oficina del presidente ha dicho por su parte que la CIDH no responsabilizó a Peña Nieto ni lo ha nombrado explícitamente como un objetivo de la investigación. Más allá de eso, sostienen, los casos judiciales investigados en México por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) nunca lo han hecho responsable de las agresiones sexuales a las mujeres.

“Sería impreciso confundir una orden para el uso legítimo de la fuerza con la decisión de ciertas personas de abusar de su autoridad”, justificó Roberto Campa, subsecretario de ¡Derechos Humanos! de la Secretaría de Gobernación.

testimonios-mujeres-de-atenco-a-10-anos-nyt-4La Comisión Interamericana ha exigido una investigación mucho más exhaustiva para determinar la responsabilidad en toda la llamada “cadena de mando”, lo que podría situar a Peña Nieto en la mira de una investigación como el gobernador que ordenó la represión, y a Luis Miranda, entonces secretario general de Gobierno mexiquense y hoy flamante recién nombrado secretario de Desarrollo Social en la federación.

Sin embargo y a pesar de la gravedad que envuelve reprimir violentamente una manifestación, la Comisión sugiere que el gobierno estatal a cargo entonces de Peña Nieto quiso minimizar e incluso ocultar el suceso. En el colmo del absurdo, el gobierno peñista emprendió una persecución contra las mujeres en lugar de ir tras los policías que habían cometido las torturas sexuales.

testimonios-mujeres-de-atenco-a-10-anos-nyt-5Al menos cinco de las víctimas fueron encarceladas durante un año o más por cargos indignantes como el de “atacar a un policía”. Una mujer que fue violada varias veces pasó dos años en prisión por cargos falsos, determinó la Comisión, y es la hora en la que no se ha hecho justicia en México por la flagrante violación de sus derechos humanos, al tiempo que tuvieron que recurrir a instancias internacionales para que alguien atendiera sus legítimas demandas.

El caso es un ejemplo de los obstáculos que las víctimas deben superar para conseguir justicia en México. Las mujeres sufrieron más de 10 años de amenazas, intimidación y trauma psicológico. Vieron cómo los hombres que las atacaron salieron de prisión.

En las entrevistas que The New York Times mantuvo con las 11 víctimas se destaca el deseo de que se reconozca públicamente lo que les sucedió y se revelen los responsables de los hechos.

testimonios-mujeres-de-atenco-a-10-anos-nyt-6Para Peña Nieto, esta petición por parte de la Comisión de Derechos Humanos de iniciar una investigación que llegue hasta lo alto de la cadena de mando es un golpe más a una Presidencia totalmente debilitada y repudiada por la ciudadanía. Los escándalos de corrupción y violencia ya han acabado con sus índices de aprobación, históricamente los más bajos de un mandatario mexicano. Su invitación a Donald Trump, el candidato republicano denostado en México a causa de sus declaraciones contra los inmigrantes mexicanos, hundió a la administración todavía más en la controversia.

testimonios-mujeres-de-atenco-a-10-anos-nyt-7También es un recordatorio de innumerables casos que siguen sin resolverse en el país, incluyendo la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en la víspera de su segundo aniversario, una investigación que funcionarios internacionales sostienen que fue socavada por el gobierno.

Proceso refiere que mientras el gobierno argumenta que ha ido tras los responsables, después de años de estancamiento, la Comisión encontró que sus esfuerzos llegaban tarde y eran inadecuados. Treinta y cuatro funcionarios de bajo rango estaban en juicio en agosto, atravesando un proceso impredecible y lento, que no ha podido tranquilizar a las víctimas.

testimonios-mujeres-de-atenco-a-10-anos-nyt-8Este abril, casi exactamente 10 años después de los sucesos de Atenco, Peña Nieto visitó el municipio. Los medios locales cubrieron el evento donde el presidente pronunció un discurso ante una multitud de mujeres y niños. Sin embargo, ni Peña ni los informes locales mencionaron una sola vez las manifestaciones, las muertes o las violaciones, lo que representa un nuevo ejemplo de la falta de sensibilidad de esta administración ante las tragedias y que sigue pensando que, al ignorar las noticias críticas, éstas van a desaparecer. Nada más falso. Al tiempo.

 

Con información de Proceso, 23-09-2016: http://www.proceso.com.mx/456036/exige-la-cidh-investigacion-abuso-sexual-contra-mujeres-en-atenco-en-2006

New York Times: http://www.nytimes.com/es/interactive/las-mujeres-de-atenco/