REUNIÓN PRIVADA DE PEÑA CON TRUMP, EVIDENTE CASO DE TRAICIÓN A LA PATRIA: LA VERSIÓN NO OFICIAL / POR JESÚS LÓPEZ SEGURA

¿Busca apoyo del republicano para un eventual golpe de Estado en México?

El que Peña reciba gratamente en la casa de los mexicanos al más grande ofensor del pueblo de México en toda su historia, y para colmo en una reunión privada, es decir, capitalizable electoralmente en beneficio de su indeseable invitado, justo en el día en que Donald Trump definirá la política migratoria de su plan de gobierno, es un agravio inaudito, un acto de sumisión y cobardía que debe calificarse legítimamente como traición a la patria, es decir, como un gravísimo delito que justifica la destitución de quien, por motivaciones inexplicables y francamente obscuras, ha dejado de representarnos.

enrique-pena-hace-el-ridiculo-al-invitar-a-donald-trump-fotoarte-notiguiaPeña se había negado sistemáticamente a pronunciarse en defensa del pueblo al que se debe, ante los continuos improperios del candidato republicano, e incluso fue a los Estados Unidos a decir que lo respetaba, blandiendo el mentiroso argumento de que no quería inmiscuirse en el proceso electoral de otro país. Pues bien, al invitar a Trump y a Hillary a dialogar en México, en plena campaña por la presidencia del país vecino, don Enrique se ha inmiscuido hasta el cogote en ese proceso frente al que se decía ajeno y respetuoso, pero lamentablemente lo ha hecho específicamente para favorecer, consciente o inconscientemente, a Trump, en un lance que será recordado por siempre como la más vergonzosa y triste humillación de un mandatario mexicano ante la gran potencia.

Hillary desdeñó la invitación y con ello puso en ridículo a nuestro ahora impresentable Presidente. Respondió que “desde el primer día de su campaña, Donald Trump ha retratado a los mexicanos como ‘violadores’ y criminales, y ha prometido deportar a 16 millones de personas, incluidos niños y ciudadanos estadounidenses. Ha dicho que se debería forzar a México a pagar por su gran muro fronterizo y que se deberían prohibir las remesas a las familias en México, si México no paga”… La campaña de Clinton consideró que “lo que importa al final es lo que diga Donald Trump a los votantes en Arizona, no en México, y si continúa comprometido con la separación de familias y la deportación de millones de personas”.

hillary-clinton-pide-respeto-a-derechos-humanos-en-mexico-18-04-2016Hasta la Clinton, seguramente enfurecida, le da una breve y contundente lección de dignidad a un mandatario que ha mentido desde su tesis profesional. Que se ha enriquecido hasta la ignominia y se ha exonerado a sí mismo en numerosos escándalos -como el de la Casa Blanca- que en cualquier país democrático le habría costado el cargo. Peña, al igual que Calderón, ha tolerado asesinatos masivos de mexicanos inocentes a manos de un aparato militarizado que, en el mejor de los casos, ha sido absolutamente incapaz de enfrentar a un crimen organizado cada vez más fuerte y poderoso. En el peor, ese aparato se ha corrompido hasta el extremo de formar parte de la misma organización de esos criminales. El desprecio por los derechos humanos en el México del peñismo es denunciado casi a diario por multitud de organismo internacionales especializados en el tema y, sin embargo, las respuestas de la burocracia local parecen estar inspiradas en la burla y el desdén.

Peña es un plagiador confeso (el que calla otorga). Un mandatario marcado por los conflictos de interés auto exculpados. El responsable directo de un auténtico genocidio y del encubrimiento de un holocausto similar perpetrado por su antecesor en el cargo. Un presidente que impone en cargos tan trascendentes como la Secretaría de Educación Pública a íntimos suyos, tan incapaces que desatan gravísimos conflictos sociales y hasta deportivos, perfectamente evitables. Cualquiera de esos crímenes sería suficiente para exigir su destitución a un Congreso que, por desgracia y siguiendo una vieja tradición de ausencia total de equilibrio de poderes en México, está bajo su absoluto control. Pero el colmo de los inconcebibles es que le eche la mano al infame detractor de México, Donald Trump, para que gane la Presidencia estadunidense.

meme-enrique-pena-nieto-explicaciones-las-da-la-senora-de-la-casaFrente a los cortesanos comentarios de perritos falderos del micrófono como Enrique Campos y Rafael Fernández de Castro que despiertan cada mañana con Loret, cuando todos desearíamos que se quedaran dormidos, y justifican la humillación que Peña adiciona a la del otro copetón, en términos de que podría ser el Presidente de los Estados Unidos (y por tanto habría que hincarse a lamerle los pies, “just in case”), el coraje y la indignación de Enrique Krauze retrata de cuerpo entero el talante de la inteligencia mexicana -casi por completo ausente en el ridículo drama del Noa Noa- ante semejante orgía de indignidad.

¿Acaso negocia Peña con Trump obtener su eventual respaldo para un golpe militar en México a cambio de su espaldarazo electoral de este medio día?