CACIQUE LOGRA POSPONER ELECCIÓN DEL PAN-EDOMEX: LA VERSIÓN NO OFICIAL / POR JESÚS LÓPEZ SEGURA

¿Del Grupo Tlalnepantla al Grupo Edomex?

Parece que ooootra vez Ulises Ramírez, el cacique panista mexiquense, se saldrá con la suya. Formado en el Grupo Tlalnepantla, bajo la tutela de Rubén Mendoza Ayala, en la misma camada de “golden boys” que el líder estatal del PRI, Carlos Iriarte, Ramírez logró que se mantenga en la dirigencia estatal su esbirro, el admirador confeso de Hitler, Oscar Sánchez, hasta terminado el proceso de elección del nuevo gobernador mexiquense, con el pretexto de haberse rebasado el tiempo estatutario límite para la renovación de la dirigencia que exigían grupos del verdadero panismo estatal, hartos de la simulación del ex priista Ulises, a quien ya no soportan no sólo por su despotismo y la escandalosa corrupción que le caracterizan, sino porque evidentemente está al servicio del tricolor.

oscar-sanchez-continuara-al-frente-del-panLa sala del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en Toluca, Edomex, pospuso la elección para renovar la dirigencia local del Partido Acción Nacional (PAN), al dejar sin efecto el procedimiento aprobado por el blanquiazul, y a pesar de que ya se había publicado la convocatoria para el registro de candidatos. La elección estaba prevista para el 21 de agosto y en ella iban a contender Víctor Hugo Sondón Saavedra y Óscar García Martínez. El presidente estatal del PAN, Óscar Sánchez Juárez, informó que militantes panistas presentaron un recurso ante el TEPJF para que se pospusiera la integración del nuevo Comité Directivo Estatal hasta después de los comicios de 2017, cuando se renovará la gubernatura. Indicó que el artículo 38, fracción 13 de los estatutos del blanquiazul estipula que el proceso interno debe posponerse cuando el comité en funciones termine durante los tres meses anteriores al inicio de un proceso de elección constitucional. Aclaró que no será nombrada una delegación y que él se mantendrá al frente del partido. Destacó que ahora lo fundamental será prepararse para los comicios.

En ningún otro estado de la República puede ser más descarado el amasiato (más allá del sentido que parece darle Álvaro Delgado al término) entre PRI y PAN. En el Edomex este amasiato cobra vigencia no sólo metafórica: Rubén Mendoza Ayala abandonó al PRI luego de la controvertida muerte de su mentor Abraham Talavera, para competir por la gubernatura mexiquense por el PAN, como “el candidato de las pelotas grandes”. Así se hacía llamar él mismo cuando enfrentó a Enrique Peña por la Gubernatura como abanderado de la pareja presidencial Marta-Chente.

fallece-ruben-mendoza-18-04-2016Los alardes grotescos sobre sus “pelotas grandes” parecían formar parte de una estrategia para contrarrestar la fama de “gay” que su pertenencia al grupo de Abraham Talavera le había ganado a pulso como director de la escuela estatal de cuadros del PRI, donde reclutaba jovencitos para el clan del Grupo Tlalnepantla comandado por Talavera. En esa época era un estigma político para cualquier aspirante a gobernador ser señalado de homosexual, no como ahora, cuando el “gay power” ha logrado revertir, felizmente, esos prejuicios. Por ello mismo, ya como candidato a gobernador, Rubén hacía gestiones para arreglar un matrimonio fingido con una conductora de televisión, que resultaron fallidas, igual que su desastrosa campaña.

Pero más allá de las preferencias sexuales de estos personajes, que a fin de cuentas no son asunto de mi incumbencia, es importante identificar en este breve análisis lo que personalmente entiendo como un intento desesperado del priismo nacional por extender el cacicazgo del Grupo Tlalnepantla hacia el Edomex en su conjunto, es decir, usar exactamente la misma técnica que les ha permitido mantener el poder en Tlalnepantla, por décadas, para alcanzar el Gobierno estatal, intento que se corresponde puntualmente con lo que he identificado como el “Pacto Electoral por México”, en este caso por el Estado de México, que consiste en un arreglo secreto entre PAN y PRI para heredarse la presidencia de la República -con el apoyo del perredismo chuchista- para evitar el triunfo electoral de López Obrador.

Según mi hipótesis, este pacto ha funcionado en México desde 1988, cuando Miguel de La Madrid impidió la llegada del FDN, es decir de Cuauhtémoc Cárdenas, con el aval del panismo, reconocido expresamente por Luis H. Álvarez en los términos que se conocen, desde entonces, como “el fraude patriótico”, es decir, aquél que se comete para impedir la llegada de un gobernante “populista” que “podría llevar al país al desastre” y que se ha seguido durante 33 años y medio, con el asesinato del “populista” Colosio incluido, para imponer 6 gobiernos neoliberales al hilo.

carolina-monroy-con-arturo-montiel-y-carlos-iriarte-fotoarte-notiguiaEl amasiato no puede ser más descarado, decíamos, pues en el Estado de México el líder estatal del PRI y el cacique del PAN pertenecen exactamente a la misma camada de ex jovencitos o ex golden boys que aprendieron a brincar alegremente de un partido a otro para lograr lo fines electorales de sus mayores, es decir, de la nomenclatura del Grupo Atlacomulco que les ha permitido durante décadas divertirse En Grande con su juguetito llamado Tlalnepantla.

Como las lealtades y confrontaciones (a menudo tan graves que han dado lugar a especulaciones sobre asesinatos incluso) de estos personajes, tienen mucho más que ver con sus relaciones personales que con sus convicciones ideológicas, conviene echar un vistazo al recuento que hace Manantial Político, por mucho que resulte chocante y hasta de mal gusto para algunos, adentrarse en las intimidades de su quehacer, digamos, “político”:

 

—-

 

 

El “Grupo Tlalnepantla” una larga historia de complicidades y de abusos en el ejercicio del poder

* Arturo Ugalde Meneses, Rubén Mendoza Ayala y Ulises Ramírez integran un clan perverso

El “juego” de complicidades y protección para ocultar irregularidades, deshonestidades, abusos del poder, desvío de recursos públicos, peculados, enriquecimientos ilícito, fraudes -como el de los “parquímetros”- no se puede entender sin conocer la historia del cacicazgo político ejercido desde principios de la década de los años setenta, por el político priista Abraham Talavera López, a quien se le da el “mérito” de haber fundado el llamado “Grupo Tlanepantla”, que hasta la fecha mantiene -como si fuera una “franquicia eterna”- el poder del municipio que da nombre al mencionado “clan”.

ruben-mendoza-y-su-campana-fallidaAbraham Talavera se empezó a codear con políticos de altos vuelos en los años setenta cuando conoció al presidente Luis Echeverria Álvarez, quien lo impulsó para que diera sus primeros pasos en la política.

Tiempo después tendría su mejor época junto al presidente José López Portillo y el profesor Carlos Hank González. De la mano de estos políticos, el especialista en relaciones internacionales fue tres veces diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), presidente de la Comisión Editorial de su partido en el Distrito Federal.

En el gobierno de López Portillo fue director de Investigaciones Políticas y Sociales; además, oficial mayor de la Secretaría de Gobernación y asesor de Manuel Bartlett Díaz. Fue embajador de México en Guatemala, de 1984 a 1987.

A Talavera López le gustaba rodearse siempre de jovencitos a quienes les pagaba estudios en Derecho -hasta posgrados en el extranjero- les compraba automóvil, los vestía muy bien, les conseguía trabajo con buenos salarios. Esta situación dio pie a decenas de comentarios que lo siguieron hasta su muerte el 27 de enero de 1997.

Esta misma “afición” de rodearse de jovencitos se la legó a Cuauhtémoc Sánchez Barrales, Joaquín Rodríguez Lugo, Rubén Mendoza Ayala, Ulises Ramírez Núñez, Arturo Ugalde Meneses y Carlos Iriarte Mercado.

Muchas cosas tenían en común los muchachitos consentidos de Abraham Talavera. Por ejemplo, en su segundo periodo de alcalde de Tlalnepantla, a Joaquín Rodríguez Lugo le gustaba enchinarse las pestañas y acudir maquillado a actos al aire libre argumentando ser de piel “muy delicada” y que el maquillaje lo protegía de los rayos solares. En esa época, su secretario del ayuntamiento, Arturo Ugalde enrojecía cuando alguien le preguntaba sobre las pestañas chinas y el maquillaje de su “jefe”.

Vaya cosa. Cuauhtémoc Sánchez Barrales se hizo famoso por sus actos exhibicionistas en antros de Tlalnepantla. Mucha gente de ese municipio, cuenta que este personaje organizaba grandes fiestas en bares y cantinas a los cuales acudía acompañado de Rubén Mendoza Ayala y Ugalde Meneses, entre otros de ese clan político.

“Cerraba los antros para divertirse a lo grande y cuando ya estaba “muy contento” Sánchez Barrales se despojaba de la ropa y se subía completamente encuerado a las mesas a bailar y a repartir besos entre sus acompañantes hombres y mujeres. Sus muchachitos cargaban con él en calidad de bulto.

emilio-chuayffet-contra-el-grupo-tlalnepantla“Además don Cuauhtémoc se hizo famoso por sus “fiestas” en unos baños públicos en Tlalnepantla, en donde pasaba de todo. Fiestecitas raras en las que se podía ver a Rubén, Arturo y Ulises”, narraron.

A mediados de 1993, Abraham Talavera ya había decidido quien sucedería a Joaquín Rodríguez Lugo en la alcaldía de Tlalnepantla. En el primer lugar de su lista y de su corazón, estaba Rubén Mendoza Ayala, pero una eventualidad lo obligó a cambiar su decisión.

Entre enero y febrero de 1994, Rubén Mendoza tuvo un conflicto extra político con el gobernador de ese entonces, Emilio Chuayffet Chemor, quien había asumido el poder del Estado de México, apenas unos cinco meses atrás, el 16 de septiembre de 1993.

Chuayffet Chemor no pertenecía al “Grupo Atlacomulco”, que por añeja tradición había seleccionaba al candidato a gobernador por el partido tricolor, por lo que en este caso la orden de designar a Emilio vino directamente del presidente Carlos Salinas de Gortari, “línea” a la que se alineó Hank González.

Se cuenta que Emilio Chuayffet habló directamente con Abraham Talavera- quien aún tenía alguna influencia con el presidente Carlos Salinas- para comentarle que lo apoyaría en la decisión que tomara para designar al candidato a alcalde de Tlalnepantla por el PRI, siempre y cuando el elegido no fuera Rubén Mendoza. Talavera López entendió el mensaje y reviró hacia el secretario del ayuntamiento Arturo Ugalde Meneses.

A mediados de 1996, Talavera López de nueva cuenta se preparaba para ungir a su alumno favorito Rubén Mendoza, como candidato a alcalde de Tlalnepantla, sin embargo aún pesaba el “veto” que había establecido sobre este político Emilio Chuayffet, quien ahora despachaba en el Distrito Federal como titular de la Secretaría de Gobernación y serio aspirante a la candidatura presidencial. Rubén estaba confiado en su mentor y mecenas Abraham Talavera y en el apoyo de su gran amigo Arturo Ugalde, cuando el 27 de enero de 1997, se dio la noticia de que Talavera López había sido asesinado en su casa. El cuerpo fue hallado hasta el 28 de enero, se descartó el robo y se habló que el asesino (los asesinos) pudo ser alguno de los asistentes a la fiesta que Talavera López había organizado el día anterior, a la cual se supo asistieron la mayoría de sus muchachitos.

fallecio-ruben-mendoza-ayala-18-04-2016Todo parecía indicar que el “Grupo Tlalnepantla” se quedaría sin cabeza y en consecuencia terminaría una larga época de cacicazgo político en Tlalnepantla. Rubén Mendoza asumió el liderazgo del grupo y Ugalde Meneses le sumó dócilmente. Ambos sabían que el camino hacia a la alcaldía estaba cerrado por el lado del PRI, por lo que buscaron otro derrotero, pues de no hacerlo así, el “Grupo Tlalnepantla” estaba destinado a la extinción.

Mendoza y Ugalde intentaron abrir un camino por las montañas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), pero no pudieron avanzar mucho, hasta que encontraron un ancho camino por el rumbo del Partido Acción Nacional (PAN).

Rubén y Arturo invirtieron mucho dinero del ayuntamiento en esta gran aventura. Armaron una estructura partidista con priistas, panistas, perredistas y hasta petistas. Convencieron y compraron a los dirigentes estatales del partido bicolor, logrando que Mendoza Ayala fuera designado candidato a alcalde de Tlalnepantla. Se toparon con la resistencia del Comité Nacional panista y sin embargo siguieron adelante con una panista, Ruth Olvera Nieto, a quien por cierto Abraham Talavera le tenía gran respeto y cariño.

Se afirma que Olvera Nieto -vecina de Rubén Mendoza en el fraccionamiento Valle Dorado- pertenecía al “Grupo Tlalnepantla” y que Abraham Talavera la promocionó para que alcanzara una diputación federal, la cual obtuvo ganándole precisamente a Talavera López, lo que pudo ser solamente una jugada magistral de este finado político.

De esta forma el “Grupo Tlalnepantla” evitaba su desaparición operando con máscara panista y con piel original y auténticamente priista.

Rubén y Arturo a través de Ruth Olvera gobernaron Tlalnepantla de 1997 al 2000. Del 2000 al 2003, gobernaron Mendoza Ayala y Ugalde Meneses.

Del 2003 al 2006, Rubén y Arturo por medio de Ulises Ramírez. Del 2006 al 2009, Mendoza, Ugalde y Ramírez a través de Marco Antonio Rodríguez Hurtado y del 2009 a la fecha actual, gobiernan Tlalnepantla Arturo Ugalde y Rubén Mendoza.

A principios de 2009, cuando aún no se sabía quiénes iban a ser los candidatos a alcalde por todos los partidos políticos, en Tlalnepantla los líderes del “Grupo Tlalnepantla”, Rubén Mendoza Ayala y Arturo Ugalde Meneses, se reunieron para discutir y después seleccionar a su candidato.

arturo-ugalde-y-el-grupo-tlalnepantlaAnalizaron y determinaron que sería Ugalde Meneses y que esta vez la candidatura ganadora se vestiría de tricolor. Ulises Ramírez en su calidad de dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), le facilitaría las cosas a sus amigos Rubén y Arturo, quienes ganaron fácilmente y desde agosto de 2009 están sentados en la silla de la presidencia de Tlalnepantla, ahora con camisetas priistas y desde ahí ocultan los “pecados” que cometió Ulises Ramírez cuando fue alcalde. El PRI nunca dejó de gobernar Tlalnepantla…

 

Hasta aquí la cita de Manantial Político.

Y el PRIAN no ha dejado de gobernar México desde 1982, concluiría yo.

 

CON INFORMACIÓN DE:

La Jornada, 03-08-2016: http://www.jornada.unam.mx/2016/08/03/estados/027n4est

Manantial Político, Marzo de 2011: http://ulises-iniciativa.blogspot.mx/2011/03/manantial-politico.html