REBASA TRUMP A CLINTON EN LAS ENCUESTAS: LA VERSIÓN NO OFICIAL / POR JESÚS LÓPEZ SEGURA

¿Qué tanto contribuyó Enrique Peña a ese peligrosísimo repunte?

Por primera vez Donald Trump está por encima de Hillary Clinton en las encuestas. Ésa es una muy mala noticia, aunque muchos mexicanos residentes legales en Estados Unidos vean con buenos ojos la intención de Trump de cerrar la frontera. Piensan estos compatriotas establecidos, portadores orgullosos de su green card, que la creciente inmigración pone en riesgo la estabilidad que han logrado alcanzar luego de años de esfuerzo y sacrificios. Ven como una amenaza no a Trump, sino a los miles de inmigrantes que vienen a competir con ellos por los cada vez más escasos puestos de trabajo bien remunerado. No imaginan que un personaje como Trump, es decir, grotescamente agresivo e ignorante, fanfarrón y pendenciero, podría agarrar parejo una vez consolidado en el poder y promover la expulsión masiva de mexicanos, independientemente de su status migratorio.

alarma-a-66-por-ciento-de-estadounidenses-conienda-trump-clinton-fotoarte-notiguiaYa rebasa Trump a Clinton en un promedio de dos puntos porcentuales luego de la convención republicana. ¿Qué tanto contribuyó Enrique Peña a ese peligrosísimo repunte?

El representante de los mexicanos fue a decir que respeta a Donald Trump, un hombre que ha injuriado al pueblo de México. ¿Por qué lo respeta si nos ha insultado en todas las formas posibles, si nos ha impuesto en el mundo entero la fama de ser violadores y asesinos?

Sr. Enrique Peña: Usted tendría la obligación moral e institucional de confrontar los ataques arteros de quien indudablemente representa un peligro, no solamente para México, sino para el mundo entero. Un desquiciado multimillonario que pretende construir una muralla entre nuestros países para evitar todo intercambio comercial y humano.

enrique-pena-pide-perdon-por-casa-blanca-cara-de-enojado-fotoarte-notiguia2No digo que fuera usted, señor Presidente, a devolverle los agravios con la vulgaridad inaudita en que fueron proferidos por Trump, pero sí con la elegancia de la buena diplomacia mexicana que algún día llegó a enorgullecernos, cuando nuestra política exterior era luz latinoamericana en las múltiples agresiones sombrías de la CIA contra países hermanos.

Sr. Enrique Peña Nieto. Me duele decirle que no me siento bien representado por usted, como parece ser el caso de la inmensa mayoría del pueblo de México, como lo revelan incluso muchas encuestas realizadas a modo para suavizar ese rechazo generalizado, así como los pobres resultados electorales de su partido el pasado 5 de junio. Repudiamos su ineficaz política de seguridad, copia exacta de la fracasada guerra genocida de Calderón que ha enlutado a decenas de miles de familias mexicanas.

Vivimos una situación de extrema gravedad, de crisis insolubles no sólo en materia de seguridad, sino prácticamente en todos los órdenes de nuestra descompuesta vida social, en lo económico y en lo institucional.

Don Enrique Peña. Me avergüenza profundamente que haya usted ido a los Estados Unidos a decir que respeta a Donald Trump. Para el caso, mejor se hubiera quedado en México. Parafraseando a una de las tantas trágicas víctimas del crimen organizado: ¡Si no puede, renuncie!